viernes, 18 de septiembre de 2009

valientes

Ante el mundo que nos exige ser de acuerdo a un patrón establecido, valientes son aquellos que buscan la individualidad y piensan por ellos mismos sin importar el “que dirán” ni el juicio temerario de sus pares que los dejan afuera del sistema.

Ante el mundo que nos obliga a consumir , que nos ofrece el confort como forma de vida, que nos presenta lo descartable como norma, valiente son los que luchan en austeridad, no obligada sino voluntaria, por no hacerse necesidades de lo que no lo tiene, por vivir en forma sencilla sin envidias por lo que tienen los demás.

Ante el mundo que nos llena de hedonismo despiadado, que nos impregna de lo genital, donde todo es con doble sentido, valiente son los que se animan a enfrentar ese hedonismo viviendo una vida con ideales muchos más elevados que los del reino animal.

Ante el mundo que quiere que no pensemos, que nos esclaviza dándonos todo hecho, que le conviene tener una masa amorfa que vaya sin ton ni son detrás de un partido, valientes son los que procuran estudiar, entender la realidad, mejorar su status de vida, crecer , pensar, son los que tienen una opinión personal, que a veces coincide con la de todos, pero personal, sobre cada cosa, sin dejarse influenciar. Valientes son los que ante cada situación, investigan y no se someten a la opinión del montón.

Ante un mundo donde cada vez hay menos personas que concentran la mayor parte de las riquezas y más gente que cada vez tiene menos medios para vivir, valientes son los que procuran desde donde están colaborar por una mejor distribución de las maravillas que Dios nos dio.

Ante un mundo que hace un culto de la injusticia, donde muchas veces la justicia está del lado de los ricos y poderosos, valientes son los que trabajan por conseguir que la señora justicia realmente tape sus ojos y la balanza se incline hacia la verdad.

Ante un mundo corrupto, donde muchos esperan llegar a un puesto para hacer lo que dijeron que estaba mal, valientes son los que luchan contra ellos mismos y contra todo el sistema , para hacer una sociedad más limpia, valientes son los que en donde están trabajan contra la corrupción, sea ello en un banco de colegio, en una oficina, en un puesto público.

Ante un mundo desesperanzado, que nos obliga a vivir solo el momento como alternativa de vida, un mundo que nos pinta que no hay más allá del hoy porque la vida no tiene sentido, valientes son los que se revisten de esperanza y sueñan con un mundo mejor, donde cada uno tenga oportunidades iguales, donde se pueda vivir en paz , donde se pueda hacer triunfar el amor.

Ante un mundo lleno de tristezas donde la felicidad se basa en diversiones que son como agua entre las dedos, valientes son los que se animan a reír con ganas de la vida, de ellos mismos , de cada situación. Son los que ponen sonrisas ante en mundo triste, son los que colaboran con humor a aumentar las endorfinas de la humanidad. Son los que se animan a divertirse sin estimularse con alcohol o drogas, porque tienen claro por donde pasa la vida.

Ante un mundo que nos invita a vivir egoístamente, con destellos de solidaridad en algunas ocasiones, pero que nos invita a pensar solo en nosotros sin importar lo que le pase al que está a mi lado, Valientes son los que se animan a romper ese esquema de introspección y venciendo el egoísmo, la indiferencia o el pasado que a veces ata a una estructura enquistada, miran al resto de los hombres , miran la humanidad, miran al que esta al lado y organizan su vida en clave de fraternidad.

Valientes son los que se atreven a romper el molde establecido, los que viven en autenticidad su vida, con ideales, mirando el futuro con mucha esperanza sabiendo que buena parte de la humanidad depende del esfuerzo personal de cada uno.
Valientes son los que no transan con lo mediocre, los que ante cada problema encuentran una salida y ante cada problema ven una oportunidad para crecer. Valientes son los sordos que no escuchan los mensajes agoreros de una sociedad que los quiere muertos en vida.

Esta novela de la vida, no tiene solo leos, segundos o enzos, tiene Carlos, Hugos, Marios, tiene Marías, Sofías y todos los nombres que se registran en la muralla de la humanidad, son los valientes que van por la vida construyendo una sociedad mejor, son los que honran la vida. El mundo es de ellos. Ojalá que nuestro nombre esté impreso en la nómina de los valientes, protagonistas de historias de nueva humanidad.
Publicar un comentario