domingo, 7 de marzo de 2010

del 27-02 al 6-3

SIEMPRE ESPERA: (6-3)
Siempre piensa en nosotros. Siempre mira por donde andamos, siempre piensa que en este día, ese hijo volverá. Amor de padre que es de madre. Amor paciente que respeta nuestra libertad. Amor fuerte que supera el: “mira lo que me hiciste” . Amor superador que vence la soberbia, que es más que la soberbia. Amor puro que no pasa factura de nada.
Pucha, y nosotros sin dar el paso de volver. Ese paso que es lo único que Él necesita para abrazarnos y mimarnos, y hacer fiesta.
Quizá hoy es el día del canal “Volver”, o del tango ese que dice” volver…con la frente marchita…” o de cantar:
“VOLVER A VOS, VOLVER A SER, VOLVER A RESPIRAR, SABERME SOSTENIDO POR TU AMOR, VOLVER A AMAR.
Dejar atrás la confusión, el pozo sin salida. Volver a estar unido a Vos, volver a la alegría. .. (Meana)”

PEQUEÑAS LLAMADITAS
A cada rato recibimos pequeñas llamaditas de arriba para decirnos:” ¡¡cuanto te amo!!”. Y capaz que nos hace falta aprender a ver con los ojos del alma, en esos pequeños detalles: una flor, una nueva vida, una mañana, una montaña silenciosa, un campo verde, una sonrisa de un niño, una palabra de algún amigo, cuanto nos ama.
Dejar pasar esas llamaditas, es como dejar pasar el tren de oportunidades. Un tren que nos da la oportunidad de sabernos amados, mimados, por el Dios de la vida.
Subamos pronto. No vaya a ser que tenga que desviar su camino porque no sube nadie en este andén.

APRENDER A ESCUCHAR:
Es tan cierto aquello que si la naturaleza nos dio dos oídos y una boca, será para que escuchemos más de lo que hablamos.
¡Cuánto nos cuesta escuchar!
Escuchar al otro sin tener prejuicios, sin interrumpirlo cuando habla.
Escuchar a los padres, sin pensar que están fuera de moda. Escuchar a los hijos sin pensar que son unos inmaduros que no saben lo que dicen.
Escuchar a los ancianos y tenerles paciencia.
Escuchar a la naturaleza que nos habla con los acontecimientos habituales a veces tan trágicos.
Escuchar a Dios cuando rezamos, es decir callar nuestras voces y esperar que Él nos diga algo, porque a veces monologamos: hablamos nosotros y chau.
Escuchar a Dios que nos dice cosas durante el día a través de las personas, de los hechos que nos rodean, de la misma naturaleza.
Escuchar a Dios que se manifiesta en la brisa suave, en el silencio: muchas veces nos llenamos de ruidos exteriores que no nos dejan pensar.
Ojalá que nunca se nos pase el tiempo para escuchar a Dios.
¿Qué nos dirá hoy?... ¿Cómo se llaman esos audífonos que promocionan en la tele?


ATENCION JEFES Y JEFAS:
Atención jefes, animadores de comunidades, padres, madres, hermanos mayores, responsables de cursos, sindicalistas, gobernantes, sacerdotes, obispos, jefes de áreas, gente que maneja gente para determinadas actividades, gerentes, rectores, profesores, preceptores, presidentes, presidentas:
Que el más grande de entre ustedes se haga servidor de los otros, porque el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado".

ATENCIÓN A TODOS
Atención a todos los empleados, estudiantes, hijos, profesionales, a todos los alumnos, y también a todos los encuadrados en la nota anterior. Atención a todos los que de una u otra manera buscamos ser los mejores y que nos afligimos por conseguir cosas, títulos, honores. Atención a todos los que quieren situarse en el primer lugar para que todos los vean. Atención a todos los que quieren llegar lejos en su vida poniéndose como objetivo solo logros profesiónales o de trabajo:
el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes; y el que quiera ser el primero que se haga su esclavo: como el Hijo del hombre, que no vino para ser servido, sino para servir…(Jesús)


COMPASIVOS ES MÁS
Compasivos…ser compasivos… es más que ser solidarios , o benefactores. Compasivo como lo es el Padre, que sufre con nosotros, que llora nuestros seres queridos, que se angustia con la tragedia de los hombres, que llora con los que lloran (porque muchas veces nos dijeron que era un Dios que se alegraba con el dolor del hombre como si fuera un tipo vengativo que quiere que el hombre le pague una a una las deudas).
Compasivos… aprender a “padecer con”, es más que tirarle un pedazo de pan o una ropa que ya nos queda chica. “padecer con” es más que juntarnos con el grupo de amigos y hacer campañas solidarias (que tan buenas son). “padecer con” es sentir en nuestros propios zapatos la vivencia del hermano, sus angustias y temores, sus dolores y fracasos, pero también sus alegrías y logros.


LECCION DE VIDA:
Parece una lección de vida: ¿de qué nos sirve tener momentos de iluminación si no lo compartimos?... ¿de qué nos sirve saber, leer mucho, informarnos, si todo eso no nos sirve para ayudar a abrir la mente de los demás? …¿de qué nos sirve un retiro formidable, un encuentro con Dios, si eso no lo bajamos a la gente que nos rodea? ¿ De qué nos sirve ,incluso, recibir la eucaristía cuando lo hacemos, si no lo trasladamos a los hermanos?.
Es la tentación del “que bien estamos aquí, hagamos tres carpas y nos quedemos tranquilitos gozando de esto tan lindo”… pero la consigna es “vamos, bajemos, lleva tu rostro bendecido por la luz y ayuda a los que te rodean”


HASTA DONDE QUERÉS QUE LLEGUEMOS???
Cuando uno sube hasta la punta del cerro y mira hacia la ciudad, ve a todos los personajes igualitos, chiquititos, casi insignificantes… y ahí están todos: los poderosos, los soberbios, los buenos, los malos, los sabios, los ignorantes…
“Él hace salir el sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos”
¿Por qué considerar clases sociales mejores o peores? ¿Porque no piensan lo mismo que yo, porque tienen otro color de piel, o nacieron en un país distinto al mío, o vienen de la montaña? ¿Por qué no tienen la misma condición social, porque huelen mal? ¿Por qué es “malo” según nuestra forma de ver?

“Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos? Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos? Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre que está en el cielo.”

Ojalá Él nos ayude y nos de la gracia para hacerlo. Solos, con nuestras fuerzas humanas, con nuestras intenciones, es difícil…
Publicar un comentario