jueves, 8 de septiembre de 2011

Mateo 1,1-16.18-23.

Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham: Abraham fue padre de Isaac; Isaac, padre de Jacob; Jacob, padre de Judá y de sus hermanos. Judá fue padre de Fares y de Zará, y la madre de estos fue Tamar. Fares fue padre de Esrón; Esrón, padre de Arám; Arám, padre de Aminadab; Aminadab, padre de Naasón; Naasón, padre de Salmón. Salmón fue padre de Booz, y la madre de este fue Rahab. Booz fue padre de Obed, y la madre de este fue Rut. Obed fue padre de Jesé; Jesé, padre del rey David. David fue padre de Salomón, y la madre de este fue la que había sido mujer de Urías. Salomón fue padre de Roboám; Roboám, padre de Abías; Abías, padre de Asá; Asá, padre de Josafat; Josafat, padre de Jorám; Jorám, padre de Ozías. Ozías fue padre de Joatám; Joatám, padre de Acaz; Acaz, padre de Ezequías; Ezequías, padre de Manasés. Manasés fue padre de Amón; Amón, padre de Josías; Josías, padre de Jeconías y de sus hermanos, durante el destierro en Babilonia. Después del destierro en Babilonia: Jeconías fue padre de Salatiel; Salatiel, padre de Zorobabel; Zorobabel, padre de Abiud; Abiud, padre de Eliacím; Eliacím, padre de Azor. Azor fue padre de Sadoc; Sadoc, padre de Aquím; Aquím, padre de Eliud; Eliud, padre de Eleazar; Eleazar, padre de Matán; Matán, padre de Jacob. Jacob fue padre de José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, que es llamado Cristo. Este fue el origen de Jesucristo: María, su madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto. Mientras pensaba en esto, el Angel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: "José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su Pueblo de todos sus pecados". Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por el Profeta: La Virgen concebirá y dará a luz un hijo a quien pondrán el nombre de Emanuel, que traducido significa: "Dios con nosotros".
¿Leyeron toda la genealogía?, hoy pondríamos más datos de cada uno de los personajes que aparecen. Hablaríamos de los padres de San José, hablaríamos de Joaquín y Ana, los papás de María. La crónica, nos llevaría a hablar de las peripecias que hicieron ellos dos para que nazca aquella pequeña princesita, radiante y bella, que iba revolucionar el mundo con su SI, dando a luz al Mesías, al esperado, a Jesús. Si, hoy festejamos el CUMPLEAÑOS DE MAMÁ MARÍA. La Iglesia nos permite hoy, 8 de setiembre, recordar y festejar el cumple de la mami. Y cuando la mamá cumple años, por lo menos en nuestra cultura, no le leemos los méritos logrados, no leemos su curriculum, simplemente , le agasajamos, le llevamos flores, regalos, besos, volvemos a casa cuando no vivimos con ella, o le hacemos sentir un día especial, cuando vivimos aún en su hogar, donde las canciones parecen tener un sonido mágico que homenajean a ella, donde las flores parecen lucir mejor, donde el aroma a comida es especial, donde por un momento , se dejan preocupaciones o desencuentros familiares y todo apunta a festejar el cumple de mamá.
Madre, hoy vengo de lejos, a traer mis regalos, soy soñador y traigo, besos flores y canciones… besos a tu frente santa, flores que adornen tu pelo, y también mis canciones, para alegrar tu alma… decía una antigua canción muy bonita de Horacio Guarany . O aquella otra de Los Nocheros:
Aun siento tu mano aquí sobre mi frente es el mejor remedio para mi dolor Cuando te necesito siempre estas presente Mi mundo se transforma al oír tu voz Así fueron las cosas desde que era un niño A cada interrogante tu palabra al fin Me daba una respuesta sabia Tu luz me iluminaba el alma Y no existían dudas para mí Mamá, mamá Es tanto lo que tú me das Es una deuda tierna, amorosa, eterna Imposible de pagar Mamá, mamá Es tanto lo que tú me das Que no me alcanzaría Por tener diez vidas Para amarte más y más A veces me parece que te sobran brazos Para abrigar a todos en tu corazón Te multiplicas tanto sin medir el paso En vez de una sola, tú eres un millón Yo tengo muchas madres para mi fortuna La que me pone a salvo, la que da valor La que trabaja y deja huella La dama para siempre bella La que nos ilumina con amor La plena confianza de que ella, como mamá nos cuida, que parece miles, que nos abraza y toca nuestra frente, que los corrige con amor, que nos lleva al encuentro de Jesús. La certeza que siempre está con nosotros, que tanto nos da, que nuestro corazón de hijo bien nacido, no puede menos que gritar: ¡FELIZ CUMPLE MAMITA LINDA!...
Publicar un comentario