jueves, 6 de octubre de 2011

Lucas 11,5-13.

Jesús agregó: "Supongamos que alguno de ustedes tiene un amigo y recurre a él a medianoche, para decirle: 'Amigo, préstame tres panes, porque uno de mis amigos llegó de viaje y no tengo nada que ofrecerle', y desde adentro él le responde: 'No me fastidies; ahora la puerta está cerrada, y mis hijos y yo estamos acostados. No puedo levantarme para dártelos'. Yo les aseguro que aunque él no se levante para dárselos por ser su amigo, se levantará al menos a causa de su insistencia y le dará todo lo necesario. También les aseguro: pidan y se les dará, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá. Porque el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre. ¿Hay entre ustedes algún padre que da a su hijo una piedra cuando le pide pan? ¿Y si le pide un pescado, le dará en su lugar una serpiente? ¿Y si le pide un huevo, le dará un escorpión? Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a aquellos que se lo pidan".
Las casas de los tiempos de Jesús, eran de una sola pieza, y cuando se acostaban ya sea en el suelo sobre alfombras o sobre cañas y pajas, se tapaban con las mismas mantas. Entonces, levantarse a abrir la puerta era complicado, porque se desarmaba todo en medio de la oscuridad. Y aquel amigo viene a pedir pero no para él, sino para un forastero al que quiere atender. Pedir , buscar, llamar… tres palabras que usa Jesús en este relato, porque no se trata solo de pedir, se trata de buscar: El bien, la salud, el entendimiento, la sabiduría , la verdad… buscar todo aquello que el alma necesita, y por alma me refiero a nuestro interior , el que es insatisfecho con las cosas mundanas, el que está más allá de un aparato electrónico, o de un articulo de moda, o de un lugar maravilloso donde vivir o donde viajar… esa vocecita interior que me obliga a buscar aquello que satisface mi ser más profundo. No se trata solo de pedir, se trata también de llamar, a la puerta del que nos da la paz, del que tiene la solución para nuestra vida aunque por momentos, no lo consideremos así , al que parece dormido , que no llevará el apunte a mi pedido… llamar con fe y perseverancia .
Como dice la lectura , los padres nos esforzamos por dar cosas buenas a los hijos, aunque no sean las cosas que ellos a veces piden, porque sabemos que algunas cosas no les hacen bien para su vida física o interior. Y si nosotros que somos limitados y finitos damos lo mejor que podemos, cuánto más hará el Padre bondadoso con sus hijos. ¿Será que a veces las cosas que pedimos no son buenas para nuestra vida? Una relación, una cosa, un viaje… Dios, que quiere mucho más bien para nuestra vida que lo que nosotros mismos queremos, sabe, como padre bueno que no todo lo que pedimos nos hará bien. y son cosas que con el tiempo entendemos, cuando vemos el camino realizado nos damos cuenta de que en todo , estuvo la mano de Dios… Pero para que esto suceda, para que podamos ver en todo la mano de Dios, para que podamos sentir su generosidad y misericordia, si es bueno pedir algo que nunca nos negará, que es la presencia del Espíritu Santo en nosotros, o sea vivir según ese espíritu , que nos permite entender, comprender gozar de las cosas de Dios, mirar la vida de otra manera, comprender las circunstancias por las que pasamos , sonreír por sentirnos parte de ese espíritu Santo, que es el mismo espíritu de la Virgen María , de los santos, de todos los que nos precedieron, de todos los que vendrán después de nosotros, el mismo espíritu, que como el aire que respiramos , compartimos con tantos hermanos de la fe que tienen iguales o mayores necesidades que nosotros. Él, es un satélite, no porque está afuera de nuestro mundo, sino porque refleja nuestra alma en Dios, y el pensamiento de Dios hacia nosotros, porque refleja nuestros buenos deseos a los hermanos y los buenos deseos de ellos hacia nosotros. No nos puede faltar. Si nos falta, nos incomunicamos, nos aislamos, nos alejamos. Pedir, buscar, llamar… ¿por donde comenzamos?
Publicar un comentario