sábado, 17 de diciembre de 2011

Mateo 1,1-17.



Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham:
Abraham fue padre de Isaac; Isaac, padre de Jacob; Jacob, padre de Judá y de sus hermanos.
Judá fue padre de Fares y de Zará, y la madre de estos fue Tamar. Fares fue padre de Esrón;
Esrón, padre de Arám; Arám, padre de Aminadab; Aminadab, padre de Naasón; Naasón, padre de Salmón.
Salmón fue padre de Booz, y la madre de este fue Rahab. Booz fue padre de Obed, y la madre de este fue Rut. Obed fue padre de Jesé;
Jesé, padre del rey David. David fue padre de Salomón, y la madre de este fue la que había sido mujer de Urías.
Salomón fue padre de Roboám; Roboám, padre de Abías; Abías, padre de Asá;
Asá, padre de Josafat; Josafat, padre de Jorám; Jorám, padre de Ozías.
Ozías fue padre de Joatám; Joatám, padre de Acaz; Acaz, padre de Ezequías;
Ezequías, padre de Manasés. Manasés fue padre de Amón; Amón, padre de Josías;
Josías, padre de Jeconías y de sus hermanos, durante el destierro en Babilonia.
Después del destierro en Babilonia: Jeconías fue padre de Salatiel; Salatiel, padre de Zorobabel;
Zorobabel, padre de Abiud; Abiud, padre de Eliacím; Eliacím, padre de Azor.
Azor fue padre de Sadoc; Sadoc, padre de Aquím; Aquím, padre de Eliud;
Eliud, padre de Eleazar; Eleazar, padre de Matán; Matán, padre de Jacob.
Jacob fue padre de José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, que es llamado Cristo.
El total de las generaciones es, por lo tanto: desde Abraham hasta David, catorce generaciones; desde David hasta el destierro en Babilonia, catorce generaciones; desde el destierro en Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones.

Si. Es de carne y hueso. Tenía padres, abuelos, bisabuelos. Vivió en el tiempo establecido. Llegó por el SI de una mujer. Vivió nuestra historia, caminó nuestra tierra. Estuvo ahí en Jerusalén , tierra que hoy sigue enfrentando a los hombres.

Jesús  llegó un día para hacerse uno de nosotros. Dios mismo hecho pequeñez para ayudarnos a entender al Dios creador, al Dios amor, al Dios que buscaba y busca al hombre metiéndose en la propia historia , llegando a sus hogares, en sus trabajos, en sus proyectos.

Para cuando nos sintamos solos, que pensemos que Dios no nos entiende, que está lejos, será bueno pensar en esta genealogía de Jesús. Se metió en nuestra historia… nos vino a buscar…nos quiere, nos ama… sino ¿Qué sentido tiene hacerse pequeño y uno de nosotros?.

Jesús ya llega. Nuestro corazón comienza a palpitar la Navidad. Se cumple la Escritura, se mete en nuestra historia, y eso es de un “ídolo” que ama a su gente.
Publicar un comentario