jueves, 15 de agosto de 2013

ASUNCION DE MARIA Lucas 1,39-56.

En aquellos días, María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. 
Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel.
Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo exclamó
 : "¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! 
¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme?

Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno.
Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor".
María dijo entonces: "Mi alma canta la grandeza del Señor,
y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador,
porque el miró con bondad la pequeñez de tu servidora. En adelante todas las generaciones me llamarán feliz,
porque el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas: ¡su Nombre es santo!
Su misericordia se extiende de generación en generación sobre aquellos que lo temen.
Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón.
Derribó a los poderosos de su trono y elevó a los humildes.
Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías.
Socorrió a Israel, su servidor, acordándose de su misericordia,
como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y de su descendencia para siempre".
María permaneció con Isabel unos tres meses y luego regresó a su casa.





Hoy celebramos la fiesta de la Asunción de María a los cielos.
En este día de alegría, la Iglesia nos refiere esta cita donde María, apenas enterada del embarazo de su prima que estaba en el sexto mes, sale presurosa a su encuentro, moviéndose ciento cincuenta kilómetros a la ciudad de Ain Karen donde residía Isabel. 

Ciento cincuenta kilómetros, a lomo de caballo o en carros, por caminos pedregosos, y peligrosos, con un embarazo incipiente… ¡qué gran gesto y lleno de ternura de María! ¡qué valiente nuestra Mamá! Ella, llevaba a Jesús dentro. Era un sagrario móvil, tal es así que cuando aquel sagrario llegó a casa de Isabel, el niño en su vientre hizo una especie de danza, en honor al visitante ilustre y su mamá, pues dicen que ese movimiento de Juan, no era el mismo que el acomodamiento que tiene el niño en el útero durante el embarazado, era más que eso.
Prontitud en María, ejemplo para nosotros ¿alguien le pidió? El evangelio nos dice que apenas se enteró de la novedad de su prima ella fue a ayudarla pues era una anciana que estaba en el sexto mes… hace las cosas sin que nadie les pida… ejemplo para nosotros que a veces hay que arriarnos por poco para que hagamos las cosas sobre todo las que tienen que ver con la fe.

Hoy celebramos la fiesta de la Asunción de María. Desde siempre, la tradición de la Iglesia habló del “tránsito” de María al cielo, de su "dormición" temporal y de su "asunción" a los cielos. Y, sin embargo, aunque era una creencia general del pueblo cristiano, la Iglesia no proclamó este dogma sino hasta el año  1950. La bula declaratoria de Pío XII reza así: "Proclamamos, declaramos y definimos ser dogma divinamente revelado que la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, cumplido el curso de su vida terrestre, fue elevada en cuerpo y alma a la gloria celestial". ( catholic. Net).

Hoy la tenemos tan cercana a su Hijo, que sigue haciendo de las suyas, diciéndole al oído: Jesús, se le acabó el vino a…, por favor haz el milagro… y Jesús, como buen hijo nos concede la multiplicación de nuestro poco en mucho tanto en calidad como en cantidad.
Un día para dar gracias a Dios por la bendición de tener a Mamá María siempre con nosotros, manifestándose en un mimo de ella, cuidándonos, y pidiendo a su Hijo por cada uno.

¡Feliz día de María!
Publicar un comentario