jueves, 26 de junio de 2014

Mateo 7,21-29.

Jesús dijo a sus discípulos: 
No son los que me dicen: 'Señor, Señor', los que entrarán en el Reino de los Cielos, sino los que cumplen la voluntad de mi Padre que está en el cielo.
Muchos me dirán en aquel día: 'Señor, Señor, ¿acaso no profetizamos en tu Nombre? ¿No expulsamos a los demonios e hicimos muchos milagros en tu Nombre?'.
Entonces yo les manifestaré: 'Jamás los conocí; apártense de mí, ustedes, los que hacen el mal'.
Así, todo el que escucha las palabras que acabo de decir y las pone en práctica, puede compararse a un hombre sensato que edificó su casa sobre roca.
Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa; pero esta no se derrumbó porque estaba construida sobre roca.
Al contrario, el que escucha mis palabras y no las practica, puede compararse a un hombre insensato, que edificó su casa sobre arena.
Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa: esta se derrumbó, y su ruina fue grande".
Cuando Jesús terminó de decir estas palabras, la multitud estaba asombrada de su enseñanza,
porque él les enseñaba como quien tiene autoridad y no como sus escribas.



Jesús es verbo y no sustantivo, dice la canción de Ricardo Arjona, y aunque a veces coincidamos o no con el cantante de Guatemala por sus interpretaciones, tiene razón en esto… Jesús es verbo, es acción, son obras, son buenas acciones y no tan solo buenas razones. De nada sirve que todos digan :” qué bueno que es” cuando por dentro la conciencia sigue sucia y nunca hay acción a favor de los demás…de nada sirve ser como “doña Carlota, la de mi barrio la mas religiosa hablaba de amor al prójimo y me poncho cien pelotas “… de nada sirve el Señor, Señor, si pasamos la vida perdiendo el tiempo, durmiendo, no siendo responsables, no estudiamos, no trabajamos, y damos clase de moral y de ética a los que están alrededor nuestro.
Jesús es más que una simple y llana teoría
¿qué haces hermano leyendo la Biblia todo el día?
lo que ahí está escrito se resume en amor, vamos ve y practícalo
Jesús hermanos míos es verbo no sustantivo
 Sigue diciendo nuestro amigo guatemalteco.

Cuando alguien le dijo a Jesús: felices los senos que te amamantaron, Él, le respondió: felices más bien los que escuchan la Palabra de Dios y la practican… ella , su madre, lo hizo y plantó su vida sobre roca . Jesús hoy nos dice a nosotros que hacer eso, es fundar nuestra vida sobre roca firme. No lo dice un profeta de estos tiempos de esos que llenan de palabras el dial o el aire. Lo dice el mismo Jesús, es su Palabra santa, y aquí no hay azar, nos hay “suerte”, no hay lotería,nos dice clarito :

todo el que escucha las palabras que acabo de decir y las pone en práctica, puede compararse a un hombre sensato que edificó su casa sobre roca.
Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa; pero esta no se derrumbó porque estaba construida sobre roca.

Si tu noviazgo lo cimentas sobre la Palabra de Dios y su consecuencia en la vida, ten por
seguro que tu matrimonio será todo lo feliz que lo sueñas… si tu profesión la cimentas en la palabra de Dios y la pones en práctica en la vida, ten por seguro que no habrá nada ni nadie que destruirá tus proyectos, sus ideales… si tu familia la cimentas con la palabra de Dios y todo lo que ella te dice lo haces, ten por seguro que tu familia será feliz, que podrán pasar miles de pruebas, dolores y alegrías, pequeñas o grandes discusiones, pero siempre quedará firme, tu matrimonio será bendición y luz, tus hijos serán frutos que den vida a los demás…es la Palabra de Jesús . Y cada momento de la vida es bueno para recomenzar la tarea, aunque hayamos fallado alguna vez, aunque encontramos tarde la Palabra, aunque tengamos cincuenta, sesenta o setenta años, siempre se puede comenzar de nuevo



Solo nos queda una cosa. La Roca está, el sueño de la “casa” está. Debemos “anclar” ambas cosas, debemos unirlas, y eso se logra viviendo cada día el amor y la verdad que Jesús nos da en su Palabra, y por lo tanto es bueno escuchar todos los días lo que Él quiere decirnos. No lo olvidemos.
Publicar un comentario