jueves, 24 de septiembre de 2015

HERODES TRATABA DE VER A JESÚS Lucas 9,7-9.



El tetrarca Herodes se enteró de todo lo que pasaba, y estaba muy desconcertado porque algunos decían: "Es Juan, que ha resucitado".
Otros decían: "Es Elías, que se ha aparecido", y otros: "Es uno de los antiguos profetas que ha resucitado".
Pero Herodes decía: "A Juan lo hice decapitar. Entonces, ¿quién es este del que oigo decir

semejantes cosas?". Y trataba de verlo. (palabra del Señor)




Estaba desconcertado dice la Palabra. Es que la presencia de Jesús lo confundía porque tal vez creía que con haber matado a Juan Bautista, se acababa todo aquello de los revolucionarios que andaban por ahí queriendo molestar su poder o echándole en cara los errores.  Entonces, después de escuchar a los que les trajeron el dato, sus espías, le vino aquella necesidad o capricho de querer ver a Jesús. Trataba de verlo, dice la Palabra.

Entonces surgen dudas sobre esa actitud.

¿Quería verlo para acallarlo, matarle, porque le tenía miedo, porque veía un peligro inminente con un hombre que congregaba multitudes y podía ir a por él?
Cuantos casos iguales vemos hoy. Gente que odia a Jesús y sus seguidores. A quienes no les importa matar con la burla, el escarnio, con la indiferencia. Personas que escuchan hablar Jesús, de la Iglesia, de los cristianos y en seguida ponen apodos, estigmatizan, escriben malintencionadas crónicas, tratan de destruir y matar al mensajero, odian a Cristo y todos sus discípulos. Ni siquiera vale el “algo habremos hecho” para que nos odien de esa manera, porque esa gente quiere ver a Jesús para destruirlo, para burlarse, parados en vaya a saber qué pedestal que les da autoridad o poder para hacerlo.
 
¿Quería verlo para mostrarse al lado del que el pueblo aclamaba? ¿Sentía curiosidad para saber cómo era el hombre que llegaba hasta el corazón de los demás?  Hay muchos hoy que se pegan al Señor por moda, o “por sacarse la selfie”. Quieren estar al lado del poder incluso de la Iglesia, o de los grupos apostólicos . También entre nosotros está eso de que el poder engendra amigos y admiradores que no están cuando ese poder se va. Muchos “pegotes” a los sacerdotes y pastores por todo lo que ellos representan, casi  como sacarse la foto al lado del actor, deportista, o mediático reinante que aparece por tele y un día viene a la ciudad… ¿cuántos quieren sacarse fotos al lado del Papa por ejemplo?, es la foto que sirve para una campaña política o empresarial. Es la foto que sirve para darse corte delante de los demás para mostrar que se está al lado de esa figura imponente y que la tengo sujeta a mis manos y a mi deseo.

¿quería verlo por una simple curiosidad, para sacarse dudas, para tranquilizar la conciencia que no era un fantasma que volvía a pedirle cuenta por sus asesinatos?  Estar con Jesús no es para tranquilizar la conciencia solamente como quien está con “Dios y con el diablo”, le doy a uno y otro “por las dudas”. Digo que creo en Dios pero me aferro a tantos amuletos paganos y profanos “por si acaso me falle uno, recurro al otro”.

¿quería verlo porque tenía hambre de Dios, porque estaba arrepentido y le hacía falta un momento de serenidad, porque quería encontrar la verdad?

Primero, ojalá que todos queramos ver a Jesús. segundo, ojalá que en ese querer ver a Jesús, se sintetice nuestro deseo de encontrarnos cara a cara con él, para tener ese diálogo que nos debemos, para preguntarle sobre nuestra vida, para preguntarle porque pasó lo que pasó, para escuchar su palabra sincera y serena que me invita a vivir en paz conmigo mismo y los demás. Ojalá que sea para encontrar la verdad que buscamos y buscamos y no podemos encontrar, ojala que sea para traer paz al corazón, que va de aquí para allá sin poder poner ancla en ningún mar.


Buena jornada para todos.
Publicar un comentario