sábado, 7 de noviembre de 2015

DINERO DE LA INJUSTICIA Lucas 16,9-15.



Jesús decía a sus discípulos:
"Gánense amigos con el dinero de la injusticia, para que el día en que este les falte, ellos los reciban en las moradas eternas.
El que es fiel en lo poco, también es fiel en lo mucho, y el que es deshonesto en lo poco, también es deshonesto en lo mucho.
Si ustedes no son fieles en el uso del dinero injusto, ¿quién les confiará el verdadero bien?

Y si no son fieles con lo ajeno, ¿quién les confiará lo que les pertenece a ustedes?
Ningún servidor puede servir a dos señores, porque aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se interesará por el primero y menospreciará al segundo. No se puede servir a Dios y al Dinero".
Los fariseos, que eran amigos del dinero, escuchaban todo esto y se burlaban de Jesús.
El les dijo: "Ustedes aparentan rectitud ante los hombres, pero Dios conoce sus corazones. Porque lo que es estimable a los ojos de los hombres, resulta despreciable para Dios." (Palabra de Dios)


“Gánense amigos con el dinero de la injusticia”… dice Jesús. El dinero suele ser injusto, por él la gente se cree más que otra, por él la gente mata,  a él la gente roba, él es capaz de dar un orden a la sociedad, es capaz de generar una escala de valores. Poderoso caballero es don dinero, decía Francisco Quevedo.

Madre, yo al oro me humillo, Él es mi amante y mi amado, Pues de puro enamorado Anda continuo amarillo. Qué pues doblón o sencillo
Hace todo cuanto quiero,…
Poderoso caballero
Es don Dinero. Nace en las Indias honrado, Donde el mundo le acompaña;
Viene a morir en España, Y es en Génova enterrado.
Y pues quien le trae al lado Es hermoso, aunque sea fiero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.
Son sus padres principales, Y es de nobles descendiente, Porque en las venas de Oriente Todas las sangres son Reales. Y pues es quien hace iguales Al rico y al pordiosero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.
¿A quién no le maravilla Ver en su gloria, sin tasa, Que es lo más ruin de su casa
Doña Blanca de Castilla? Mas pues que su fuerza humilla Al cobarde y al guerrero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.
Es tanta su majestad, Aunque son sus duelos hartos,
Que aun con estar hecho cuartos No pierde su calidad.
Pero pues da autoridad Al gañán y al jornalero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.
Más valen en cualquier tierra (Mirad si es harto sagaz) Sus escudos en la paz
Que rodelas en la guerra.
Pues al natural destierra Y hace propio al forastero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Ahora dice Jesús que nos ganemos amigos con el dinero… ¿Cuáles son los enemigos que nos ganamos con el dinero? Cada uno lo sabe. Problemas de herencia, de robos, de plata prestada que no es devuelta, necesidades imperiosas que hacen cometer injusticias,  manipulación, chantaje, prestamistas que se aprovechan, peleas entre hermanos, entre esposos, entre amigos de toda la vida, sociedades rotas, malos momentos, malos entendidos… a medida que más grande nos vamos haciendo, más “enemigos” nos hacemos a causa del poderoso caballero.

Al dinero ¡vaya si lo necesitamos!. En lo básico, en lo de todos los días, para ayudar en las enfermedades, en los tratamientos, en la compra de remedios, en la compra de alimentos, en la vestimenta, en algún que otro pequeño gusto, lo necesitamos para construir, tanto nuestra vivienda como obras que hacen al bien de la comunidad. ¿Lo deseamos? Claro que si, porque lo necesitamos para vivir, y crecer.
Entonces Jesús nos dice aquella máxima

El que es fiel en lo poco, también es fiel en lo mucho, y el que es deshonesto en lo poco, también es deshonesto en lo mucho. Si ustedes no son fieles en el uso del dinero injusto, ¿quién les confiará el verdadero bien?  Y si no son fieles con lo ajeno, ¿quién les confiará lo que les pertenece a ustedes?... 

Es como que Jesús nos dice: así como eres con el dinero, eres en la vida. ¿Eres honesto con el dinero? Eres honesto en la vida. ¿Eres desprendido y generoso con el dinero poco o mucho que tengas? Así eres en la vida.  ¿Eres ambicioso, corrupto con el dinero? Así eres en la vida. ¿Vives  de la coima o del dinero mal habido? ¿No te importa destruir a otra persona con tal de conseguirlo, destruirlo en sentido de pisar sin importante que esa persona sea hasta tu hermano de carne o tu mamá o papá?...eres así en la vida.  ¿El dinero es un medio no un fin, que pasa por tus manos para hacerlo producir, para  alimentar a los tuyos, un dinero obtenido con sudor, con lágrimas con esfuerzo? Eso te pinta de cuerpo entero. Siempre decimos “para muestra basta un botón”. Ese botón es hoy, nuestra forma de relacionarnos con el poderoso caballero don dinero.

Si aprendemos a ser fieles en eso “pequeño”, seremos fieles en lo grande.  Y son ejercicios que debemos hacer en cada segundo, pues los segundos suman minutos y estas horas y estas, días y meses y años. Devolviendo un vuelto mal dado, dando lo que corresponde, consiguiendo con esfuerzo lo que necesitamos, estudiando para ser profesionales, economizando y no haciendo gastos superficiales, muchas maneras que cada uno en su ambiente sabe. Si hasta apagando una lámpara que no se usa, desenchufando un cargador de celular, podemos ser fieles en esas pequeñas cosas.

"Ustedes aparentan rectitud ante los hombres, pero Dios conoce sus corazones. Porque lo que es estimable a los ojos de los hombres, resulta despreciable para Dios” sabemos que Dios nos ve, nos mira. Y  esa pequeña o gran acción que haga, quedará grabada en el corazón de Dios. No se puede ser altruista  en grandes epopeyas si no se es generoso y desinteresado en las pequeñas cosas  de todos los días. No lo olvidemos


Buena jornada para todos.
Publicar un comentario