jueves, 17 de diciembre de 2015

ANCESTROS DE JESÚS Mateo 1,1-17.


Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham:
Abraham fue padre de Isaac; Isaac, padre de Jacob; Jacob, padre de Judá y de sus hermanos.
Judá fue padre de Fares y de Zará, y la madre de estos fue Tamar. Fares fue padre de Esrón;
Esrón, padre de Arám; Arám, padre de Aminadab; Aminadab, padre de Naasón; Naasón, padre de Salmón.
Salmón fue padre de Booz, y la madre de este fue Rahab. Booz fue padre de Obed, y la madre de este fue Rut. Obed fue padre de Jesé;
Jesé, padre del rey David. David fue padre de Salomón, y la madre de este fue la que había sido mujer de Urías.
Salomón fue padre de Roboám; Roboám, padre de Abías; Abías, padre de Asá;
Asá, padre de Josafat; Josafat, padre de Jorám; Jorám, padre de Ozías.
Ozías fue padre de Joatám; Joatám, padre de Acaz; Acaz, padre de Ezequías;
Ezequías, padre de Manasés. Manasés fue padre de Amón; Amón, padre de Josías;
Josías, padre de Jeconías y de sus hermanos, durante el destierro en Babilonia.
Después del destierro en Babilonia: Jeconías fue padre de Salatiel; Salatiel, padre de Zorobabel;
Zorobabel, padre de Abiud; Abiud, padre de Eliacím; Eliacím, padre de Azor.
Azor fue padre de Sadoc; Sadoc, padre de Aquím; Aquím, padre de Eliud;
Eliud, padre de Eleazar; Eleazar, padre de Matán; Matán, padre de Jacob.
Jacob fue padre de José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, que es llamado Cristo.
El total de las generaciones es, por lo tanto: desde Abraham hasta David, catorce generaciones; desde David hasta el destierro en Babilonia, catorce generaciones; desde el destierro en Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones. (Palabra del Señor)
Hoy, viendo la genealogía de Jesús diremos: “que trabajo se tomaron”… es que cuando uno quiere saber el árbol genealógico de su propia familia, llega hasta cinco o seis generaciones anteriores, o un poco más con suerte.  En cambio con Jesús vemos 42 anteriores. Los judíos tenían pasión por determinar la relación de números; tres es el número de la divinidad. Catorce, es el doble de siete que es el número de la perfección 3 x 14 = 42 generaciones, en que hubo santos y pecadores, hubo amor y hubo ocasión pues no todos fueron buenos amores que precedieron a los nacimientos. Es que Jesús está enraizado en la raza humana, donde hay buenos y malos, donde hay santos y pecadores.
hoy estamos a una semana de Navidad y la liturgia nos presenta esta genealogía de Jesús, donde se habla de todos los que lo
precedieron, desde Abraham , pasando por David, llegando a José, esposo de María, de la cual  nació Jesús. Como hijo de David, es la respuesta de Dios a las expectativas del pueblo judío .Como hijo de Abrahán, es una fuente de bendición para todas las naciones. Judíos y paganos , todos ven realizadas sus esperanzas en Jesús.  Mateo expresa la convicción de que Jesús nació en el momento preciso, establecido por Dios.
La nueva familia de Jesús la conformamos todos nosotros, también entre nos hay santos y pecadores, gente que ama y gente que no, gente que quiere el bien común y gente que busca su propio interés. También hoy, Dios sigue escribiendo derecho en renglones torcidos, y estamos llenos de ejemplos cercanos, de gente que vive la fe, en ambientes paganos y ateos, que surgen como flor de Loto en medio del lugar de aguas estancadas en que vive, y también hay familias enteras que viven de fe y en la fe. Jesús está presente en todos y en todos,  busca lugar y alojamiento para poder nacer de nuevo.
También nos ayuda esta lectura a pensar en los que nos precedieron. Ellos marcaron para bien o para mal nuestra historia personal y de alguna manera, nuestras inclinaciones. También es bueno pensar en aquello que me dieron como guión de vida, escrito por otros, que puede estar bien o mal, pero fue escrito por otros, y comenzar de una buena vez a realizar nuestro propio proyecto de vida, en que pueda rebelarme ante aquello malo, condicionante, violento a veces, machista,  hasta “costumbrista” (eso que se hace por costumbre a veces no tan buenas) de nuestros antepasados, tomar lo bueno, potenciarlo, para generar nuevas familias distintas, sólidas capaces de engendrar hombres y mujeres mejores para la sociedad.

Buena jornada para todos. Quedan siete días para Navidad.
Publicar un comentario