sábado, 23 de enero de 2016

¡ES UN EXALTADO! Marcos 3,20-21.

Jesús regresó a la casa, y de nuevo se juntó tanta
gente que ni siquiera podían comer. 
Cuando sus parientes se enteraron, salieron para llevárselo, porque decían: "Es un exaltado". (Palabra del Señor)


Cuando alguien importante en tu vida, te mira y dice dos palabras y se va, uno se queda pensando a veces más que cuando te dicen una letanía  de palabras.
Hoy el evangelio es corto, dos versículos, quedan ahí, parece que falta algo y no… te deja pensando y mucho.

Jesús estaba rodeado de gente que le aplaudía por interés. Los apóstoles le seguían sí, pero muchas veces no entendían lo que estaba pasando y no le entendían a Él, los demonios en la gente, estaban todo el día al acecho y le insultaban… y ahora: ¡sus parientes!... los que más le querían en teoría, eran los que venían por
Él: está loco, es un exaltado, va de aquí para allá, hace salir lo malo de la gente y las deja en paz, se producen tumultos alrededor suyo, está todo el día atendiendo a la gente, esa gente, impura y excluida que son los enfermos, paralíticos, sordos, mudos, ciegos, no se da tiempo para sí, ni para la vida social, y cuando tiene tiempo se va ¿ a dónde? ¡a rezar!, camina sobre las aguas y hace asustar a sus amigos que creen que es un fantasma, multiplica panes y pescados y cuando la gente quiere coronarlo rey, casi un dios terrenal, cuando podría aprovechar la ola de entusiasmo y locura pública, ¡se va del lugar!...a otro lugar donde no lo conocen para comenzar todo de nuevo. Y cuando alguien quiere seguirle, en vez de decirle: ven, donde voy es formidable, está todo bien, nadie molesta, etc etc ¿Qué les dice? Mira que yo no tengo donde apoyar mi cabeza de noche, y también: el que quiera seguirme tome su cruz y me siga, pero ¡si los que llevan la cruz son los condenados a muerte!… ¡que poco sabe vender su imagen!... si, está loco, está fuera de sí…

Y de esto surgen dos cuestiones: 
  • seguimos a un loco. Si , a un loco enamorado de los hombres y mujeres también de este tiempo, un loco capaz de dejar noventa y nueve ovejas que andan bien por mi o por vos cuando somos esas ovejas perdidas que nos alejamos del redil, un loco que vive en misericordia, que perdona siempre, que siempre me espera a pesar de “mis locuras”, que me bendice siempre, que siempre está aunque muchas
    veces nosotros nos “borramos”, lo abandonamos, nos vamos detrás de lucecitas de colores que nos atrapan tontamente. Un “loco” que entregó su vida por vos y por mí, para que seamos felices, para que podamos desprendernos del lastre del pecado , que nos libera de todos nuestros males, que se la jugó por nosotros, que es capaz de escondernos detrás de sus anchas espaldas y decirle a todos los que nos condenan: el que esté sin pecado que arroje la primera piedra.



  • Y también estos dos versículos nos dicen que a nosotros, que seguimos a Jesús, también nos pasará lo que a Él: gente que se acerca por interés, que nos palmea por interés, que no nos entiende cuando hablamos de Cristo, que nos persigue y a veces también tendremos una pequeña “guerra” dentro de la misma parentela, que no entenderán el mensaje de Cristo y , menos, el nuestro.





Buena jornada para todos. Felices de seguir a un “loco” enamorado de todos y felices de llevar su locura a cada metro cuadrado de nuestra existencia.

Publicar un comentario