martes, 5 de abril de 2016

RENACER DE LO ALTO Juan 3,7b-15.



Jesús dijo a Nicodemo: 'Ustedes tienen que renacer de lo alto'. 
El viento sopla donde quiere: tú oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni adónde va. Lo mismo sucede con todo el que ha nacido del Espíritu". 
"¿Cómo es posible todo esto?", le volvió a preguntar Nicodemo. 
Jesús le respondió: "¿Tú, que eres maestro en Israel, no sabes estas cosas? 
Te aseguro que nosotros hablamos de lo que sabemos y damos testimonio de lo que hemos visto, pero ustedes no aceptan nuestro testimonio. 
Si no creen cuando les hablo de las cosas de la tierra, ¿cómo creerán cuando les hable de las cosas del cielo? 
Nadie ha subido al cielo, sino el que descendió del cielo, el Hijo del hombre que está en el cielo. 
De la misma manera que Moisés levantó en alto la serpiente en el desierto, también es necesario que el Hijo del hombre sea levantado en alto, para que todos los que creen en él tengan Vida eterna. (palabra del Señor)



Renacer, volver a nacer. No se trata de parches, se trata de volver a nacer. Cada día hay una nueva oportunidad, un nuevo sol, un nuevo libro en blanco para construir la propia historia.

 Conversaba con un matrimonio amigo, felices porque debían “comenzar de nuevo”. Los ladrillos y el techo que pusieron en un terreno prestado, ahora debían dejarlo para volver a nacer ya en un terreno propio donde podrían hacer por fin el hogar soñado para ellos y sus tres  hijos. No importa lo que se hizo hasta ahora, desde hoy hay un nuevo horizonte, hay que renacer con una nueva oportunidad que la vida regala.

Conozco una señora, que después de que sus cinco hijos se hicieron grandes que podían bastarse por sí mismo, y cuando ya la vida parecía establecerla en ciertos parámetros, dijo: comienzo de nuevo, y a sus cuarenta y tantos años comenzó la carrera universitaria soñada. Después de dos años, tuvo que dejar por cuestiones extras…y retomó tres años después, para recibirse en tres años con promedios altísimos y hoy es licenciada en Psicología. Ella, a la que amo tanto, mi esposa, “comenzó de nuevo”, y es ejemplo para aquellos que bajan los brazos ante el primer obstáculo que encuentran en el estudio y la vida.

Pienso en un obispo cansado, demacrado, ya casi al retiro de toda actividad. fue elegido ¡Papa!, o sea pastor de casi 1254 millones de personas. Y aquel pastor, que volvía cansado en subte, cansancio que se reflejaba en su rostro, por los problemas de la gente a la que visitaba, de las villas a las que asistía, comenzaba de nuevo ¡a esa edad, 76 años! Una tarea por demás poderosa por todo lo que representa. Y ese rostro demacrado se llenaba y se llenó de luz por el nuevo nacimiento desde lo alto, por la luz y la fuerza del espíritu Santo y hoy es joven entre los jóvenes.

Y así, podría seguir, como con una señora muy mayor que, entre quedarse en lamentos por la edad, por los remedios, por lo que cuesta todo, por tener que subir y bajar escaleras, por la atención de la obra social, se quedó con comenzar de nuevo y se metió en el mundo de internet, y actualmente estudia inglés a distancia…


Siempre se puede COMENZAR DE NUEVO, volver a nacer. Muchas veces daríamos la vida por tener oportunidad de volver a nacer en ciertas cosas, para borrar definitivamente las manchas que van quedando en la vida, para no cometer los errores que tuvimos, para no establecer las relaciones que hicimos.

Cada día es la ocasión.

¿Y en lo espiritual? Nacer de nuevo. No se trata de poner parches, de dejar cosas del hombre viejo escondidas por ahí “por las dudas decida volver”. Se trata de correr al encuentro generoso del amor de Dios que abraza, que cura que sana y que nos permite en la vida del espíritu volver a nacer y dejar que Él cumpla en nuestra vida, esos deseos que muchas veces no lo dejamos hacer por nuestra tozudez: hacernos felices. Quizás baste solamente creer y dejarlo a Él también VOLVER A NACER en nuestro corazón. Siempre hay aurora, siempre hay esperanza, siempre hay oportunidad de volver a nacer y comenzar de a poco a caminar, aprender a comer, aprender a hablar, de nuevo volver a vivir.



Buena jornada para todos. Hoy es un día para volver a nacer.
Publicar un comentario