lunes, 25 de abril de 2016

VAYAN POR TODO EL MUNDO Marcos 16,15-20.


Entonces les dijo: "Vayan por todo el mundo, anuncien la Buena Noticia a toda la creación."
El que crea y se bautice, se salvará. El que no crea,

se condenará.
Y estos prodigios acompañarán a los que crean: arrojarán a los demonios en mi Nombre y hablarán nuevas lenguas;
podrán tomar a las serpientes con sus manos, y si beben un veneno mortal no les hará ningún daño; impondrán las manos sobre los enfermos y los curarán".
Después de decirles esto, el Señor Jesús fue llevado al cielo y está sentado a la derecha de Dios.
Ellos fueron a predicar por todas partes, y el Señor los asistía y confirmaba su palabra con los milagros que la acompañaban. (Palabra del Señor).



Imagino a aquella primera comunidad, en círculo alrededor de Jesús escuchando su palabra. Después de aquel envío y de Pentecostés, giraron en sí mismo, y se pusieron , en el mismo
circulo pero a hablarle a los demás. Escuchaban las enseñanzas del maestro, pero predicaban, misionaban, proclamaban la verdad que Jesús les había dado, expulsaban demonios, sanaban, se hacían entender… estaban de cara a la gente.

Luego se formó otro circulo con todos aquellos que se bautizaron, que entendieron el mensaje de Jesús a través de sus apóstoles. Estos, miraban primero hacia adentro, luego giraban sobre sí mismo, escuchaban las enseñanzas de los apóstoles y comenzaban a predicar y evangelizar a los que estaban fuera de ese círculo…


Y así indefinidamente hasta que llegamos a estos días. Estamos en círculos (es el que tiene igual distancia desde el eje siempre), quizás en la etapa de escuchar lo de dentro, formándonos, o quizás en esa etapa de estar mirando hacia afuera, predicando, sanando, PROCLAMANDO A JESÚS. El error es cuando la Iglesia, cuando los que la integramos, nos quedamos mirando indefinidamente hacia adentro, entonces interactuamos entre nosotros, nos enojamos entre nosotros, nos evangelizamos entre nosotros, nos mandamos mensajes entre nosotros, hablamos en código que solo nosotros entendemos, pescamos en la pecera. Y el del circulo 200 interactúa con los des 199 ó 190…y así…


Fuera de nuestros círculos ¡ESTÁ LA GENTE!, está el resto del mundo a quien nadie les llega con el mensaje, para quien Cristo es un desconocido o es un Dios que condena, que oprime, que adormece conciencias… entonces en la medida
que sigamos interactuando solo entre nosotros, el mundo seguirá la vida, y nosotros seguiremos siendo auto referenciales y nunca cumpliremos estos que nos dice Jesús hoy: VAYAN POR TODO EL MUNDO y anuncien la buena noticia…ese mundo puede ser simplemente TU mundo, MI mundo, el pequeño, el de todos los días.


Ojalá que todos sintamos esa necesidad de “darnos vuelta” y , con las enseñanzas que vienen de “dentro” del circulo, podamos hablarle a los demás, convencerlos, ayudarles a sanar heridas, convencerlos de la misericordia de Dios. ojalá que no nos quedemos en esa interacción solamente con los de los otros círculos, que miremos fuera de donde estamos, ahí está el verdadero enemigo, espiritual, que corroe el alma de los jóvenes, que mata las familias, que aborrece el amor, que trata de destruir todo el bien, los valores. No podemos quedarnos en alabarnos entre nosotros, en mandarnos mensajitos entre nosotros, predicarnos entre nosotros, debemos salir, a las periferias existenciales, que no es ir en grupo a lugares marginales solamente…con solo mirar alrededor nuestro nos daremos cuenta. Incluso en colegio cristianos, hay chicos que consumen, que venden la droga para tener la suya…hasta ahí. No podemos permanecer indiferentes.



Buena jornada para todos, hoy celebramos a san Marcos. Que él, nos de fuerzas para mirar para afuera y evangelizar a todos.
Publicar un comentario