sábado, 9 de julio de 2016

NO TEMAN Mateo 10,24-33.


Jesús dijo a sus apóstoles:
"El discípulo no es más que el maestro ni el servidor más que su dueño.
Al discípulo le basta ser como su maestro y al servidor como su dueño. Si al dueño de casa lo llamaron Belzebul, ¡cuánto más a los de su casa!
No les teman. No hay nada oculto que no deba ser revelado, y nada secreto que no deba ser conocido.
Lo que yo les digo en la oscuridad, repítanlo en pleno día; y lo que escuchen al oído, proclámenlo desde lo alto de las casas.
No teman a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. Teman más bien a aquel que puede arrojar el alma y el cuerpo a la Gehena.
¿Acaso no se vende un par de pájaros por unas monedas? Sin embargo, ni uno solo de ellos cae en tierra, sin el consentimiento del Padre que está en el cielo.
Ustedes tienen contados todos sus cabellos.
No teman entonces, porque valen más que muchos pájaros.
Al que me reconozca abiertamente ante los hombres, yo lo reconoceré ante mi Padre que está en el cielo.
Pero yo renegaré ante mi Padre que está en el cielo de aquel que reniegue de mí ante los hombres." (Palabra del Señor)
¡no debemos tener miedo de tener miedo! Dice Bernardo Stamateas en su libro “más gente tóxica”.

Nos dicen los que saben que el miedo en un fenómeno psíquico normal. Es la reacción emocional que se experimenta frente al peligro. El miedo cumple una importante función psíquica: permite registrar y prever posibles agresiones del medio que lesionarían al individuo. Al tomar conciencia y experimentar este sentido desagradable ,la persona puede hacer algo al respecto, puede evitar el peligro y tomar distancia o afrontar y resolver aquello que amenaza.

El electricista que pierde el miedo a la corriente a veces baja la guardia y la corriente “patea” y feo. El albañil que no tiene miedo a las alturas y coquetea yendo de un lugar para otro sin protección, a veces cae y feo. Por la falta de miedo deja de usar arneses cascos y otros elementos de seguridad. El miedo no es sonso, nos dice el refranero popular y tiene razón.

Pero el miedo extremo, sin fundamento, a lo irreal, o el miedo que no se enfrenta, hace daño.
El mismo Stamateas dice:
El miedo como dijimos, surge frente a un peligro. Si hubiera un león y un conejo ¿Quién tendría más miedo de quién? El conejo del león. ¿Por qué el león no tiene miedo del conejo? Porque el león tiene más poder. A más poder menos miedo. Si el león estuviera frente a veinte hienas ¿Quién tendría más miedo? El león ¿Por qué? Porque en este caso tendría menos poder… tu nivel de miedo dependerá de cuanto poder tengas. Si tienes más poder que el factor que te provoca miedo, lo enfrentarás. Es decir lo que necesitas no es no tener miedo, sino tener más poder.

Y aquí viene lo nuestro de hoy.

Tres veces les dice Jesús No teman. O sea que había posibilidad del miedo .Pero también  una solución: el poder viene dado por la presencia de Dios en nosotros.
El poder viene dado porque Cristo dijo que estaría con nosotros siempre, hasta el fin de los tiempos.
El poder viene dado por su verdad, por su fuerza, por su luz, por SU AMOR, si , el amor de Jesús es poderoso.
 Con Él no hay nada que temer, ni un examen, ni un compromiso, ni el futuro, ni una relación ,ni  un trabajo, ni cuándo vamos para pedir trabajo, ni a hablar, ni a la muerte, ni a la soledad, miedo a “enfrentar” a la gente, a la oscuridad, a la noche…con el somos MAYORÍA APLASTANTE y eso que somos una sola persona. Con él no tenemos miedo de evangelizar, de mostrarlo, de llevarlo a cada ambiente. No tenemos miedo al ridículo, al “que dirán”, a la ofensa.  Si seguimos con miedo, será como negar su gracia, su poder, su fuerza.


Si hace 200 años en nuestra patria argentina, aquellos hombres venidos de casi todos los lugares hubiesen sentido miedo de enfrentar lo que vendría, no hubiésemos dado los pasos que dimos como nación. Por eso, por ellos, por nosotros, por los que vienen, que nunca nos gane el miedo a dialogar, a construir una patria de hermanos. Que nunca nos gane el miedo a poner en nuestro suelo lo mejor que podamos de nosotros mismos.
Buena jornada para todos.¡ Feliz día de la Patria aquí en esta Argentina amada! 


Publicar un comentario