jueves, 21 de julio de 2016

¿POR QUE HABLA POR MEDIO DE PARÁBOLAS? Mateo 13,10-17.

En aquel tiempo, los discípulos se acercaron y le dijeron: "¿Por qué les hablas por medio de parábolas?". 
El les respondió: "A ustedes se les ha concedido conocer los misterios del Reino de los Cielos, pero a ellos no.
Porque a quien tiene, se le dará más todavía y tendrá en abundancia, pero al que no tiene, se le quitará aun lo que tiene.
Por eso les hablo por medio de parábolas: porque miran y no ven, oyen y no escuchan ni entienden.
Y así se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dice: Por más que oigan, no comprenderán, por más que vean, no conocerán,
Porque el corazón de este pueblo se ha endurecido, tienen tapados sus oídos y han cerrado sus ojos, para que sus ojos no vean, y sus oídos no oigan, y su corazón no comprenda, y no se conviertan, y yo no los cure.
Felices, en cambio, los ojos de ustedes, porque ven; felices sus oídos, porque oyen.
Les aseguro que muchos profetas y justos desearon ver lo que ustedes ven y no lo vieron; oír lo que ustedes oyen, y no lo oyeron." (Palabra del Señor)

Una parábola revela y esconde. Revela a los que abren el corazón y se dejan iluminar por la Palabra. Esconde para aquellos que esperan un Dios Glorioso. Nunca admiten un Dios que tuvo que pasar por la cruz, ni un pobre artesano que vivía sin lujos, que nació pobre de toda pobreza, que tenía un grupo de seguidores alguno de ellos torpes, sin formación.

En cuanto al mensaje, muchos lo entienden. A otros les parece necedad.

Dios eligió lo que el mundo tiene por necio, para confundir a los sabios; lo que el mundo tiene por débil, para confundir a los fuertes, dirá San Pablo tiempo después a los Corintios.


Monseñor van Thuan , vietnamita, fue detenido en 1975 por su condición de obispo. Estuvo preso 13 años, 9 de los cuales los pasó en total aislamiento. Fue liberado en 1988. En 1991 se le autorizó ir de visita a Roma pero no se le permitió el regreso.

Él habla de CINCO DEFECTOS DE JESUS. Y ¡vaya si los tiene!
No tiene buena memoria: en la cruz, no le dice al buen ladrón: bueno estarás conmigo pero te recuerdo todo lo que hiciste y bla bla bla… a la mujer que derramó perfume no le mortifica con su pasado…dice simplemente: Mucho ama al que mucho se perdona… el hijo pródigo, aquel padre que le tapó la boca al hijo para que no hable y hace fiesta, gran fiesta por la vuelta a casa…distinto de nosotros. No solo perdona siempre, perdona todo,  sino que olvida que ha perdonado.
No sabe matemáticas:  nosotros decimos: pájaro en mano vale más que cien volando… Él sin embargo, cuando una oveja…UNA SOLA… se va, deja 99 y va a buscar la perdida o sea para Jesús UNA , EQUIVALE A NOVENTA Y NUEVE…¿Quién lo entiende? ¿Quién lo vive así?
No sabe de lógica: dice una parábola que una mujer pierde una moneda… enciende la luz, corre los muebles, limpia hasta que la encuentra. Y cuando la encuentra llama a sus amigas, y hace una fiesta…si ¡una fiesta! Para celebrar haberla encontrado, una fiesta en la que gasta quizás diez dracmas o sea diez monedas…” el corazón tiene sus razones, que la razón no conoce” dirá Pascal. Y Él mismo dirá: más alegría hay en el cielo por un pecador que se convierte…
Es un aventurero y mal político: Él promete a quien lo sigue procesos y persecuciones. A sus discípulos, que lo han dejado todo por él, no les asegura ni la comida ni el alojamiento, sino sólo compartir su mismo modo de vida. Las bienaventuranzas, son parte de esta locura: llama felices a lo que el mundo tiene por descarte por poca cosa. Llama felices a los que sufren cuando el mundo llama felices a los que más tienen…a todos nos dice que debemos llevar la cruz para ser sus seguidores…
No entiende ni de finanzas ni economía: al que llegó al último de la jornada le paga lo mismo que al que estuvo todo el día trabajando…


Y es que nosotros podemos ser la oveja perdida, la moneda perdida, a nosotros nos perdona siempre, a nosotros nos invita a esta aventura, a nosotros nos llama en cada tiempo ayer , hoy y mañana a seguirlo. Y seguimos a este “loco” enamorado de los hombres, tan difícil de entender, sino es a través del corazón.
Somos parte de esta locura de lo simple y del amor. Ojalá que seamos otros Cristos para los que nos 
Publicar un comentario en la entrada