martes, 30 de agosto de 2016

SANTA ROSA DE LIMA Mateo 13,44-46.



Jesús dijo a la multitud:
"El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido en un campo; un hombre lo encuentra, lo vuelve a esconder, y lleno de alegría, vende todo lo que posee y compra el campo.
El Reino de los Cielos se parece también a un negociante que se dedicaba a buscar perlas finas;
y al encontrar una de gran valor, fue a vender todo lo que tenía y la compró." (Palabra del Señor)



Hoy en esta parte del continente, celebramos a Santa Rosa de Lima. A decir del papa Inocencio IX: Probablemente no ha habido en América un misionero que con sus predicaciones haya logrado más conversiones que las que Rosa de Lima obtuvo con su oración y sus mortificaciones". Levantó  una ermita en el fondo de su casa donde se dedicaba a la oración. 

Es la primera santa del continente. Y fue justamente declarada patrona de esta parte del mundo.


Y para celebrar su día lo hacemos con esta cita del evangelio donde compara al Reino de Dios con un tesoro escondido o una perla encontrada.

El tesoro está. La perla está. A veces llega de manera imprevista, a veces hay que buscar y buscar…entonces se trata de estar atentos.


En las noticias nos llega el furor de este juego en que la gente anda con un celular buscando algo virtual y se divierte. No puedo entender el gozo que significa estar en esas batallas de búsqueda y capturas. Mucha gente va detrás. Y la propagación de la noticia, hace que más y más  curiosos lleguen al juego y los que están acostumbrados a esto, estén de parabienes… ¿cuánto tiempo , esfuerzo, energía se pierde en esto?  Es un poco triste decir esto, pero qué bien que nos haría andar en la misma búsqueda por las cosas de Dios, andar buscando el tesoro por cuanto lugar podamos, andar buscando la perla preciosa hasta encontrarla. ¡Si tuviéramos tanta atención y tanta pasión por descubrir el lugar donde está el tesoro, por descubrir la perla más maravillosa!. Aquí no hay pokemones, aquí hay vida eterna, dicha felicidad, alegría, paz, solución a los problemas, calma en los hogares, calma en las familias, amor, perdón… Y sin embargo esta búsqueda tiene pocos buscadores. Ojalá que nosotros si estemos en este camino de búsqueda y podamos lograr que quienes estén cerca , salgan a la “caza” de las cosas benditas y buenas que hacen bien al espíritu.


Una noticia llego hace tres  días:
 Un hombre, que no ha sido identificado por razones de seguridad, encontró el tesoro (una perla gigante de 30 cm de ancho por 67 de largo, sacada de una almeja) de 34kg, y un valor estimado en USD$ 100 MILLONES, hace diez años en el mar frente a la costa de la isla de Palawan, Filipinas.
Sin tener idea del valor real de la perla gigante la mantuvo como un “amuleto de la buena suerte” debajo de su cama.


Encontró la perla, pero no la usó. ¡todo lo que podía haber hecho ya con ese dinero!  Solo porque se incendio su vivienda (una vivienda muy humilde)  la sacó del lugar…y recién se dio cuenta del valor cuando algunos oficiales del lugar, midieron, pesaron y comprobaron la nobleza del material… 
¿Cuántas veces encontramos la perla preciosa y no aprovechamos su valor? 
Esa perla nos cambiará la vida para siempre. Ojalá que busquemos, porque buscando, vamos a encontrar.



Buena jornada para todos… a ¡cazar poke… digo a buscar el tesoro escondido y la perla preciosa!
Publicar un comentario en la entrada