martes, 1 de noviembre de 2016

TODOS LOS SANTOS Mateo 5,1-12a.




Al ver a la multitud, Jesús subió a la montaña, se sentó, y sus discípulos se acercaron a él.
Entonces tomó la palabra y comenzó a enseñarles, diciendo:
"Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.
Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia.
Felices los afligidos, porque serán consolados.
Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.
Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia.
Felices los que tienen el corazón puro, porque verán a Dios.
Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios.
Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.
Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mí.
Alégrense y regocíjense entonces, porque ustedes tendrán una gran recompensa en el cielo; de la misma manera persiguieron a los profetas que los precedieron." (palabra del Señor)

¡feliz día de todos los santos! Feliz día de cada uno de nuestros amigos que nos precedieron en el camino de la felicidad…

Dice la Palabra que Jesús subió a la montaña, tal como lo hizo Moisés algún día dándonos los diez mandamientos en el monte Sinaí…se sentó, como buen Maestro y le hablo a sus apóstoles y a toda la multitud reunida…es un mensaje no solo para los que están con él, es un mensaje universal, profundo, para todos lo que quieran escucharle, y ¡que falta haría que todos escucharan aunque sea una pizca del mensaje lleno de paz y luz de Jesús!

Es que este “felices” que nos propone Él, es muy distinto al felices que nos propone el mundo. Porque  el mundo nos propone el consumo, la felicidad lograda por el tener, por el comprar,  por la “curita”  puesta sobre heridas profundas, por el vivir el momento, por los  cyber Monday que es “ahora o nunca” , que cada vez es más difícil vivir la vida según Jesús. Felices son los winner , los que tienen sus bolsillos llenos, los que pueden comprar las mejores curas para sus enfermedades.

Capaz que nosotros también nos estamos quedando con lo poco, con lo chiquito. Jesús nos propone una felicidad eterna, mucho más fuerte, más de bases sólidas, más para el cielo, donde llevaremos el alma fuerte. nos propone este catálogo, esta  Carta Magna como palabra normativa y vinculante para definirnos cristianos.

 Leerla, hacerla vida, meditar en cada una de ellas, nos acerca al camino para meternos definitivamente en cada una de las encrucijadas de la vida llevando el sello cristiano, que nos hace diferentes…. Y para ser diferentes es necesario  jugárselas, pues nadie dijo que sería fácil, pero sí que vale la pena.

Los santos pudieron… ¿Por qué no nosotros también?


Buena jornada para todos…  feliz día de todos los santos y por medio de  ellos,  a los que estamos en  camino.
Publicar un comentario en la entrada