martes, 20 de diciembre de 2016

¡ALÉGRATE! LLENA DE GRACIA Lucas 1,26-38.


El Ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen que estaba comprometida con un hombre perteneciente a la familia de David, llamado José. El nombre de la virgen era María.
El Ángel entró en su casa y la saludó, diciendo: "¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo".
Al oír estas palabras, ella quedó desconcertada y se preguntaba qué podía significar ese saludo.
Pero el Ángel le dijo: "No temas, María, porque Dios te ha favorecido.
Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús;
él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su reino no tendrá fin".
María dijo al Ángel: "¿Cómo puede ser eso, si yo no tengo relaciones con ningún hombre?".
El Ángel le respondió: "El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso el niño será Santo y será llamado Hijo de Dios.
También tu parienta Isabel concibió un hijo a pesar de su vejez, y la que era considerada estéril, ya se encuentra en su sexto mes,
porque no hay nada imposible para Dios".
María dijo entonces: "Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho". Y el Ángel se alejó. (Palabra del Señor)


Así fue el momento más grande en la historia humana.
Noticias fuertes, noticias duras, malas noticias, buenas noticias… el mundo está lleno de noticias, políticas, del espectáculo, deportivas, culturales, de ciencia…pero hay noticias que cambian historia, que salvan vidas, trascienden fronteras.

Cuando el hombre pisó la luna, el mundo entero se paralizó viendo la imagen. Y fue tal que alguien pensó: por un instante el mundo frenó sus guerras, su enemistad, para poner la fuerza y la energía en esos tres que comenzaban la caminata lunar y pensó que ese día podría ser para celebrar el día de la amistad. Fue un 20 de julio…en 1928 casi de casualidad, Fleming descubre la penicilina, algo que cambió y salvó la vida de muchos de nuestros hermanos desde ese tiempo a esta parte… noticias, noticiones diríamos…

¿Cómo titularíamos la noticia del evangelio? Hoy ha comenzado la salvación de toda la humanidad… hoy por fin ha llegado el momento esperado por siglos de la llegada de un salvador a todos nosotros…hoy a sido anunciado el nacimiento del mismo Dios que se hace hombre para poder vivir nuestra vida, poder sentir nuestros sentimientos, poder sufrir nuestros dolores, poder gritar un gol con nosotros, poder reír con nuestros chistes, poder sudar nuestro mismo esfuerzo, poder llorar nuestras muertes… le ha llegado el mensaje a una jovencita, hermosa, virgen ella, que como todas las mujeres de la región , esperaban ser algún día sagrario viviente del mismísimo Mesías, el salvador…




Esta noticia es imponente, es maravillosa y supera todas las malas noticias acompañada con fotos que se regodean con el espanto de la muerte. Aquí, en Nazaret, hay vida, vida que supera todo lo malo, todo el dolor, toda noticia de terror.


¿Protagonista de esta historia? Esa mujercita hermosa y pura, que fue capaz de decir que si, valientemente, sabiendo que quizás nadie le creería la versión de los hechos, solo refrendado por el baile aquel de Juan bautista en el seno de su mamá unos días después al visitar a Isabel.


"¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo". ¡Alégrate!, la plenitud de tu vida maría, la belleza de tu alma, la alegría de tu corazón, la sencillez y la humildad, son nuestro espejo, donde miramos para descubrirnos llenos de gracia o en camino aún.
Buena jornada para todos.
Publicar un comentario