miércoles, 22 de febrero de 2017

CÁTEDRA DE SAN PEDRO Mateo 16,13-19.


Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: "¿Qué dice la gente sobre el Hijo del hombre? ¿Quién dicen que es?".
Ellos le respondieron: "Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas".
"Y ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy?".
Tomando la palabra, Simón Pedro respondió: "Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo".
Y Jesús le dijo: "Feliz de ti, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en el cielo.
Y yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella.
Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo". (Palabra del Señor)


Hoy se celebra la festividad de la Cátedra de San Pedro, una ocasión que se remonta al cuarto siglo y con la que se rinde homenaje y se celebra el primado y la autoridad de San Pedro.

La palabra "cátedra" significa asiento o trono y es la raíz de la palabra catedral, la iglesia donde un obispo tiene el trono desde el que predica. Sinónimo de cátedra es también "sede" (asiento o sitial): la "sede" es el lugar desde donde un obispo gobierna su diócesis. Por ejemplo, la Santa Sede es la sede del obispo de Roma, el Papa.
Eres piedra, le dijo a Pedro. Piedra,  cimiento sobre el que apoyaré mi Iglesia, (no dijo: apoyaré una de mis Iglesias, dijo “la” Iglesia) y te doy las llaves del Reino, simboliza la autoridad sobre la casa, la potestad de disponer...  

Jesús le dio también la misión de enseñar, proclamar y profetizar en nombre de Dios

A lo largo del tiempo, con virtudes y defectos, con gozos y tristezas, el nombre de Dios ha sido proclamado, como hoy, y como lo será mañana, porque somos Iglesia y por tanto el nombre de Dios va con nosotros.



 Hay una respuesta de Pedro, nacida desde el espíritu. Una respuesta revelada. Una respuesta dada por Dios al corazón.

Cuando Dios nos interpela con algo o alguien, ¿cómo respondemos?
Hoy , la respuesta lógica será decirle a Jesús: eres todo para mi, eres mi Dios y Señor, eres mi amigo, eres el Salvador y Mesías para mi vida. Pero también, y en respuesta a esa pregunta de Jesús, quizás nos sea conveniente mirar alrededor y darnos cuenta quien es Jesús hoy, qué necesita, cuánto sufre, cuánto lucha…


Jesús es el chico que toca la puerta de casa día a día…Jesús es el barrendero que desde muy temprano, haga frio o calor, pasa haciendo su trabajo por la calle de casa… Jesús, es el que viaja conmigo en el colectivo y que se refugia en unos auriculares para no conectarse con nada ni nadie…

Jesús es papá y mamá que luchan a diario y que no reciben a veces más que pálidas por subas aumentos, impuestos, y todo lo conseguido se va como agua entre los dedos…
Jesús es el muchacho que se metió en el mundo feroz de la droga y que ya por sus propios medios no puede salir…
Jesús  es mi alumno que quiere dejarse llevar por el ¡así nomas”! y no le aflige mejorar, progresar, saber más… Jesús es el profesor que parece perseguirme al no aprobarme las materias que rindo…

Jesús es el chiquito que vende cosas entre mesas de los bares y que después se calza su mochila para ir a la escuela…

Quizás haga falta que el Espíritu  nos revele las identidades de todos los Jesús que hay en nuestras vidas y que no vemos por falta de concentración o por estar distraídos en tantos avatares del mundo.

Hoy es el día para rezar por la cátedra de San Pedro, para que haya luz siempre en sus decisiones y fortaleza en la proclamación de la verdad de Jesús. Y hoy es un día para preguntarnos quien es o donde esta Jesús o para poder reconocer en el otro, el rostro de Jesús que me pregunta: ¿me ves en el hermano?


Buena jornada para todos.
Publicar un comentario en la entrada