martes, 14 de marzo de 2017

HAGAN LO QUE DICEN PERO NO LO QUE HACEN Mateo 23,1-12.


Jesús dijo a la multitud y a sus discípulos:
"Los escribas y fariseos ocupan la cátedra de Moisés;
ustedes hagan y cumplan todo lo que ellos les digan, pero no se guíen por sus obras, porque no hacen lo que dicen.
Atan pesadas cargas y las ponen sobre los hombros de los demás, mientras que ellos no quieren moverlas ni siquiera con el dedo.
Todo lo hacen para que los vean: agrandan las filacterias y alargan los flecos de sus mantos;
les gusta ocupar los primeros puestos en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas, ser saludados en las plazas y oírse llamar 'mi maestro' por la gente.
En cuanto a ustedes, no se hagan llamar 'maestro', porque no tienen más que un Maestro y todos ustedes son hermanos.
A nadie en el mundo llamen 'padre', porque no tienen sino uno, el Padre celestial.
No se dejen llamar tampoco 'doctores', porque sólo tienen un Doctor, que es el Mesías.
Que el más grande de entre ustedes se haga servidor de los otros,
porque el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado". (Palabra del Señor)



Vivir en la mentira, decir una cosa y hacer otra, ser hipócritas… la observación de Jesús para con los escribas y fariseos a quienes reconocía el lugar donde estaban de enseñar y predicar (ocupan la cátedra de Moisés) , pero le preocupa que sus discípulos tomen las “mañas” de ellos: decir una cosa, mostrarse religiosos, espirituales, simpáticos, amables, y ser otra muy distinta.


Seguramente los escribas y fariseos creían que así agradaban a Dios. Basaban todo en el cumplimiento de normas y leyes. Así, muchos pecaban del “cumplo y miento”. Jesús rescata, lo interior y les advierte y nos advierte de no hacer lo mismo. Muchas veces hacemos el “cumplo y miento” de las cosas de Dios, creemos agradarle con hacer alguna oración, o novena, o manifestación de fe, o procesión, o caminata… nos ponemos el traje de buenos, de espirituales y hacemos de nuestra vida espiritual un show. Como aquellos que agrandaban sus filacterias y los flecos de su manto, nosotros ponemos cámara de fotos o videos o llamamos la atención para que vean el momento de mi imagen de buena persona… Jesús ve el corazón.


Alguna vez me dijeron: hay que vivir como se piensa porque si no terminamos pensando como vivimos…  si nuestra forma de pensar  es buena, vivamos así… lo vemos muy seguido  en el otro extremo, cuando gente mala, deshonesta, corrupta, se cree en el discurso que dice y termina pensando así como vive: cree que todos son ladrones, que todos son corruptos, que la corrupción no es tan mala  si se hacen cosas, etc… en lo espiritual también vale: ¿pensamos según los criterios del Señor? Vivamos así… porque sino terminaremos pensando según los criterios del mundo que nos tira para abajo.


¿sabemos que Jesús fue el más humilde de todos, el más servicial de todos? vivamos así, porque si no, con el tiempo creeremos que los demás deben servirnos, que tenemos un cargo especial que todos los demás deben alabar y cuidarnos, nos haremos llamar maestros porque consideraremos que somos superiores a los demás…

Él nos dijo: todos ustedes son hermanos, y esto nos ayuda a mirar a todos con la misma dignidad, o sea a los que consideramos o se consideran un poco más arriba en la predilección de Dios, como le sirve a los que han sido constituidos pastores ya sea de una familia, de una comunidad, de otras personas, para que aprendan a considerar a todos como hermanos, no como súbditos que deben hacer lo que les pidan.


El ejemplo es Él. nos dice que seamos servidores de todos, que tomemos el último lugar que no busquemos puestos de honor , que vivamos para servir… en realidad, difícilmente podamos ponernos en el último lugar  porque ya hay alguien, o más bien deberemos disputar ese lugar con alguien : con Jesús mismo.

Será cuestión de mirarnos al espejo  y ver en que nos parecemos a aquellos fariseos y cambiar, volver a pensar según sus criterios, volver a mirar con sus mismos ojos. Tiempo de cuaresma, tiempo de conversión.
Buena jornada para todos.
Publicar un comentario en la entrada