miércoles, 8 de marzo de 2017

SEÑALES DEL CIELO Lucas 11,29-32.




Al ver Jesús que la multitud se apretujaba, comenzó a decir: "Esta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás.
Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación.
El día del Juicio, la Reina del Sur se levantará contra los hombres de esta generación y los condenará, porque ella vino de los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón y aquí hay alguien que es más que Salomón.
El día del Juicio, los hombres de Nínive se levantarán contra esta generación y la condenarán, porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás y aquí hay alguien que es más que Jonás. (Palabra del Señor)

Signos, señales del cielo, algo que se parezca.
Hay quienes se pasan la vida buscando señales de la existencia de Dios o señales del amor de Dios, de ese del que hablan tanto.
E increpan a Dios. ¿Por qué hay tanto mal en el mundo si es que existe Dios? ¿por qué muere tanta gente inocente si existe Dios?  ¿Por qué me pasa esto a mi? ¿Por qué se fue esa persona que tanto amo si le recé tanto a Dios por ella? ¿Por qué se muere tanta gente buena cuando hay tantos malos que siguen destruyendo aquí? Maneras de pedir a Dios que mande señales que existe y que es bueno y que es complaciente de los humanos.


Quizás el problema no esté en Dios. El problema lo tenemos nosotros. El sol siempre está, siempre… a veces las nubes no dejan verlo, o la noche o la oscuridad o el encierro. Ese encierro puede ser del alma que no deja entrar los rayos del sol, que no deja entrar a Dios, que aun siendo finitos como somos, cerramos por nuestra libertad, el corazón a Dios y Él no entra donde no le permiten.


Hoy Jesús nos afirma su superioridad. Lo hace también para nosotros, habitantes de este tiempo y lugar.

A nosotros que andamos en búsqueda. Muchas veces buscamos la felicidad en libros, en filosofías, en tratados, buscamos una imagen de un Dios cósmico, de una energía vital. En otro tiempo adorábamos la luna, el sol…hoy adoramos dinero, poder, placeres, personas físicas que son ídolos… buscamos y buscamos porque tenemos ese gen divino que nos hace buscar lo trascendente, lo eterno… bueno, Jesús dice que en Él hay alguien más importante que todos, que cualquier doctrina, que cualquier libro de auto ayuda, que cualquier filosofo que cualquier doctrina, que cualquier partido… la cuestión es verlo, escucharlo con los ojos y oídos de la fe. Sino Él, no dejara de ser un personaje de la historia, raro y revolucionario para la época y nada más, entonces seguiremos buscando señales en el cielo cuando la gran señal ya ha sido dada y no la hemos visto o no la queremos ver.
 
Para los que encontramos la señal, el camino, la verdad y la vida, hoy es un día para afirmar nuestra convicción que estamos en lo correcto, que seguimos a una persona viva que nos lleva a la vida, que encontramos el camino por donde no hay error, que vivimos en la verdad, no en una verdad, si en LA verdad.


Para los que buscan y buscan, ahí está. Solo sugerirles que le den una oportunidad, que le abran un poquito la puerta para ver que hay, que onda, quien es ese del que tanto nos hablan los cristianos que a veces no dan buenos testimonios pero que subsisten con el tiempo, con la idea de un Dios que les da felicidad.



Buena jornada para todos. las señales ya han sido dadas. Solo es cuestión de ver.
Publicar un comentario