sábado, 1 de abril de 2017

DIVISIÓN ENTRE LA GENTE Juan 7,40-53.


Algunos de la multitud que lo habían oído, opinaban: "Este es verdaderamente el Profeta".
Otros decían: "Este es el Mesías". Pero otros preguntaban: "¿Acaso el Mesías vendrá de Galilea?
¿No dice la Escritura que el Mesías vendrá del linaje de David y de Belén, el pueblo de donde era David?".
Y por causa de él, se produjo una división entre la gente.
Algunos querían detenerlo, pero nadie puso las manos sobre él.
Los guardias fueron a ver a los sumos sacerdotes y a los fariseos, y estos les preguntaron: "¿Por qué no lo trajeron?".
Ellos respondieron: "Nadie habló jamás como este hombre".
Los fariseos respondieron: "¿También ustedes se dejaron engañar?
¿Acaso alguno de los jefes o de los fariseos ha creído en él?
En cambio, esa gente que no conoce la Ley está maldita".
Nicodemo, uno de ellos, que había ido antes a ver a Jesús, les dijo:
"¿Acaso nuestra Ley permite juzgar a un hombre sin escucharlo antes para saber lo que hizo?".
Le respondieron: "¿Tú también eres galileo? Examina las Escrituras y verás que de Galilea no surge ningún profeta".
Y cada uno regresó a su casa. (Palabra del Señor)


Y por causa de él, se produjo una división entre la gente.  Así dice el evangelio. ¡es un profeta!... ¡es el Mesías!   ¡El Mesías no puede venir de donde viene Él! ¡Es una persona que dice verdad! ¡Habla como nadie jamás lo hizo, nos convenció! ¡Ya los engaño a ustedes también! ¡Gente maldita que cree en éste hombre!... mucha división a causa de Jesús.

Y si. La vida de Cristo produce una división.  Divisiones en los hogares donde aquellos que creen , son estigmatizados muchas veces como ignorantes, adolescentes en madurez, fanáticos, locos, poco inteligentes… o son tratados de la misma manera que dicen, trató la Iglesia a los hombres en siglos pasados… o son marcados por ser de la misma iglesia que de los pecadores y corruptos que andan dando vuelta por el mundo haciendo tanto daño sobre todo a niños o más vulnerables de la sociedad…


Divisiones en el trabajo donde por creer y vivir según la fe, se debe soportar todo tipo de acoso que hacen para que uno caiga en trampas que justifiquen lo que ellos pretenden…


Divisiones entre los que tenemos la misma fe en Jesús, porque a veces sacamos algunas páginas de evangelio para adaptar la fe a nuestra propia vida y no al revés.


Divisiones en la certeza de la vida de Jesús entre nosotros. Divisiones en las cosas más sencillas o en las más complicadas y a veces confundimos lo esencial con lo circunstancial y en nombre de Jesús pedimos y nos exigimos cosas que ni el mismo Señor lo pediría.


Divisiones en nosotros mismos que creemos en Él, sabemos de Él, que sabemos de su Gracia, de su amor, de su misericordia y sin embargo nos dejamos llevar por lo humano y actuamos según el orden del mundo.


Hasta el bueno de Nicodemo penó por estas divisiones. "¿Acaso nuestra Ley permite juzgar a un hombre sin escucharlo antes para saber lo que hizo?".
Le respondieron: "¿Tú también eres galileo? Examina las Escrituras y verás que de Galilea no surge ningún profeta".
Él, que quería salvar a Jesús fue tratado como ignorante o sea no le respondieron la pregunta que hizo, lo atacaron con algo que no tenía que ver en la cuestión. Si cuando hablamos de Cristo alguien nos dice: si pero vos esto o aquello, sabemos que nos pasa lo de Nicodemo.


¿Era mejor la “armonía” que había antes que llegue Cristo y produzca esta división?  Es casi como la armonía de los pájaros dentro de una jaula, hasta que alguien abre las compuertas y comienzan a volar sabiendo que hay un cielo nuevo y una vida nueva… es como alguien que remueve el fondo de una piscina  donde se había asentado el moho, para poder limpiar. A simple vista la piscina tenía su agua limpia… pero estaba llena de algas…es como las habitaciones donde se ve todo en orden y limpio hasta que uno pasa la mano por los muebles y nota la suciedad pegada en el dedo… parecía limpio pero no es… el mundo tiende  a poner la basura debajo de la alfombra…y los locales parecen limpios, pero no lo están…


Este tiempo de cuaresma nos permite remover el corazón y que en esa división podamos definirnos donde estamos, con quien estamos, a donde vamos, que queremos, ¿somos felices? ¿Nos procuramos la felicidad? ¿Estamos en camino?...


Buena jornada para todos.
Publicar un comentario