lunes, 1 de mayo de 2017

BUSCABAN A JESÚS (¿POR QUE?) Juan 6,22-29.

Después de que Jesús alimentó a unos cinco mil hombres, sus discípulos lo vieron caminando sobre el agua. Al día siguiente, la multitud que se había quedado en la otra orilla vio que Jesús no había subido con sus discípulos en la única barca que había allí, sino que ellos habían partido solos. 
Mientras tanto, unas barcas de Tiberíades atracaron cerca del lugar donde habían comido el pan, después que el Señor pronunció la acción de gracias.
Cuando la multitud se dio cuenta de que Jesús y sus discípulos no estaban allí, subieron a las barcas y fueron a Cafarnaún en busca de Jesús.
Al encontrarlo en la otra orilla, le preguntaron: "Maestro, ¿cuándo llegaste?".
Jesús les respondió: "Les aseguro que ustedes me buscan, no porque vieron signos, sino porque han comido pan hasta saciarse.
Trabajen, no por el alimento perecedero, sino por el que permanece hasta la Vida eterna, el que les dará el Hijo del hombre; porque es él a quien Dios, el Padre, marcó con su sello".
Ellos le preguntaron: "¿Qué debemos hacer para realizar las obras de Dios?".
Jesús les respondió: "La obra de Dios es que ustedes crean en aquel que él ha enviado". (Palabra del Señor)


Jesús los había desconcertado… esa multiplicación de los panes, es algo de que todavía se hablaba y se hablará por toda la eternidad. Pero ahora los confundía nuevamente porque no sabían si Jesús partió con sus discípulos porque veían otra barca vacía destinada para Él, y después llegaban otras ya de vuelta pero no estaban ellos, entonces se dijeron ¡están en Cafarnaúm! Y fueron para allá…y encontraron a Jesús ¿Cómo hizo para ir hasta ahí?...


La cuestión que buscaban al salvador, al milagrero, al multiplicador de panes y pescados, al mago, al que les llenaba la panza…buscaban a Jesús, si, pero ¿a qué Jesús?


Hoy nos pasa también. Muchos hay que buscan a un Jesús Banco, a un Jesús aspirina, a un Jesús cábala. Se meten en esto de la religión no por estar más cerca de Dios, sino por conveniencia, por status, por no saber enfrentar la vida, por solo querer sanar heridas de la niñez o adolescencia, por esconder lo que son o las inclinaciones  como si  la religión, fuera una solución. Muchos amigos de pastores que hacen uso de la amistad delante de los hermanos, o delante de la gente y se empoderan solos por el hecho de creerse cerca de alguien de poder  en la Iglesia.  Muchos que buscan a Jesús solo por la enfermedad de alguien o propia, solo porque están necesitados, o sin trabajo…


Tanto ayer, como hoy Jesús purifica las intenciones, de ellos y las nuestras:
"Les aseguro que ustedes me buscan, no porque vieron signos, sino porque han comido pan hasta saciarse.
Trabajen, no por el alimento perecedero, sino por el que permanece hasta la Vida eterna…

Entonces no hace falta poner tanto los ojos en quienes a veces los ponemos, sino en el capitán del barco, en Jesús. No hace falta el “sipadrecito” o querer mostrarse cristiano y dar imagen de cristiano o buscar a Jesús solo por el pan, sino poner la mirada y el corazón en Jesús, el único que conduce nuestra bicicleta de a dos y nos lleva por el camino correcto.. Hace falta meterse más en su corazón y establecer un dialogo tu a tu, sin intermediarios, solo él y yo para preguntarle como aquellos, ya con otra intención más noble: "¿Qué debo hacer para realizar las obras de Dios?".

O sea como debo instaurar en mi mundo, el pequeño, el de todos los días, la justicia, la verdad, LA PAZ, el amor, con ese rostro tan  humano que se llama misericordia.


Que busquemos… insistentemente, subiendo a barcas o caminando, que nunca dejemos de buscar a Jesús… que purifiquemos nuestra búsqueda y que sea por el pan de la vida eterna, por la felicidad, por ser de Dios y vivir en la tierra siendo otro Cristo que sana, salva, ayuda, ama.


Buena jornada para todos. Feliz día del trabajador. Que Dios bendiga nuestro día.
Publicar un comentario