sábado, 16 de diciembre de 2017

Mateo 17,10-13. ELÍAS YA VINO



Al bajar del monte, los discípulos preguntaron a Jesús: "¿Por qué dicen los escribas que primero debe venir Elías?".
El respondió: "Sí, Elías debe venir a poner en orden todas las cosas;
pero les aseguro que Elías ya ha venido, y no lo han reconocido, sino que hicieron con él lo que quisieron. Y también harán padecer al Hijo del hombre".
Los discípulos comprendieron entonces que Jesús se refería a Juan el Bautista. (Palabra del Señor)



Bajaban del monte donde se había transfigurado frente a Pedro Santiago y Juan. Todavia muy sorprendidos por todo lo que habían visto.


Estaban ahí Moises y Elías charlando amigablemente con Jesús. Bajando, él les dice que mantengan el secreto de lo vivido, que aún la gente no entiende bien que es y como será el Mesías que debía venir. le preguntan esto de Elías. En el libro de Malaquias, dice:

Yo les voy a enviar a Elías, el profeta, antes que llegue el Día del Señor, grande y terrible. El hará volver el corazón de los padres hacia sus hijos y el corazón de los hijos hacia sus padres, para que yo no venga a castigar el país con el exterminio total. (Malaquias 3, 23-24)…

Los judíos estaban de acuerdo en que antes de que viniera el Mesías, volvería Elías como Su heraldo y precursor. Y por supuesto que esperaban, según lo de Malaquias, que sea un reformador grande y terrible, que destruya todo lo malo y enderece todas las injusticias. El resultado era que tanto el precursor como el Mesías se concebían en términos de poder generado por la violencia y radicalidad.


Pero jesús les hace caer en cuenta: ellos creían en un personaje vengativo que haga padecer a todo. Y con Juan no pasó nada de eso… es más, el murió a causa de violencia que con él hicieron.


Y Jesús estaba demostrando que había venido a establecer un metodo de servicio, de amor, de proponer la vida mejor, nunca imponer, que había venido a salvar a todos y no condenar. Que había un amor que se demostraba en la entrega generosa, en la cruz...y costaba cambiar la mentalidad de esa espera, costaba hacer entender a la gente que había venido , no para castigar, sino para rescatar al ser humano.


Y hasta que los discípulos no hayan visto el final de la pelicula, no iban a entender a éste Mesías, cuyo mayor legado es el amor, y no tierras ni posesiones, ni poder, ni espada.

No podían predicar a un mesias conquistador que aplaste la cabeza de sus adversarios.

Antes de que se pudiera predicar a Cristo, había que saber quién y qué era Cristo; y hasta que Jesús enseñara a Sus seguidores la necesidad de la Cruz, tenían que guardar silencio y aprender.



Entonces surge una verdad eterna para nosotros los cristianos: no son nuestras ideas,sino el mensaje de Cristo lo que debemos comunicar
a la humanidad; debemos entenderlo bien: no quiere ni busca violencia, peleas entre hermanos, no quiere bastón ni piedras, no quiere ningun tipo de violencia para imponer las ideas, sea la que provoca o la que reacciona, no es ese el Mesías que debe reinar. Trajo un mensaje de paz y nosotros los cristianos somos los que debemos hacer esa paz, construyendola todos los días hasta en nuestras expresiones, nuestro lenguaje, nuestras actitudes o lo que compartimos en redes sociales que por ahí aumenta la tensión en vez de poner calma cuando hay pequeñas explosiones sociales.
Mucho daño se hace en nombre de Dios poder, mucho daño se hace creyendo actuar en nombre de Dios, mucho daño se hace creyendose del lado de la “unica” verdad humana, politica o filosofica. Aquellos , no entendieron el mensaje...ojalá que nosotros si. Mucho daño se hace hablando en nombre de Dios, cuando algunos que lo hacen, ni siquiera siguen los caminos de aquellos discípulos, de escucharle, y amarle un poco más cada día.

Burns jornada para todos. Dios bendiga nuestro día
Publicar un comentario