martes, 13 de febrero de 2018

Marcos 8,14-21.LEVADURA DE FARISEOS Y HERODES



Los discípulos se habían olvidado de llevar pan y no tenían más que un pan en la barca.
Jesús les hacía esta recomendación: "Estén atentos, cuídense de la levadura de los fariseos y de la levadura de Herodes".
Ellos discutían entre sí, porque no habían traído pan.
Jesús se dio cuenta y les dijo: "¿A qué viene esa discusión porque no tienen pan? ¿Todavía no comprenden ni entienden? Ustedes tienen la mente enceguecida.
Tienen ojos y no ven, oídos y no oyen. ¿No recuerdan
cuántas canastas llenas de sobras recogieron, cuando repartí cinco panes entre cinco mil personas?". Ellos le respondieron: "Doce".
"Y cuando repartí siete panes entre cuatro mil personas, ¿cuántas canastas llenas de trozos recogieron?". Ellos le respondieron: "Siete".
Entonces Jesús les dijo: "¿Todavía no comprenden?". (Palabra del Señor)


A los discípulos ni les iba ni les venía el hecho de la levadura. No entendían que tenía que ver con el hecho de que tontamente se habían olvidado de traer alimentos para el camino y ¿cómo habrán estado discutiendo para que Jesús les diga: Estén atentos, cuídense de la levadura de los fariseos y de la levadura de Herodes?.

Recién venían de aquel dialogo que tuvo Él con los fariseos que le pedían un signo del cielo. Los fariseos estaban demasiado metidos en cumplir los detalles de una ley que los esclavizaba en vez de liberarlos.
Y Herodes  había tratado de edificar la felicidad adquiriendo
poder y riqueza e influencia y prestigio, una vida sensual que escandalizaba.

Y viendo la discusión era como que les decía: cuidado no se dejen meter en la cabeza, la levadura de los fariseos y Herodes.

Para los judíos, la levadura era un símbolo de la
corrupción. La levadura era una pizquita de masa fermentada de la hornada anterior que se había guardado. 

Para los judíos, la fermentación era lo mismo que la putrefacción, y de ahí que la levadura representara el mal, sobre todo el mal moral. 

Viéndolos discutir les dijo: no se dejen influenciar por ellos… ni Herodes que basaba su fortaleza en el poder y grandeza terrenales, y en las victorias que podía obtener por la fuerza, más sabiendo que era un grupo que iniciaría su nueva familia o nación elegida: La Iglesia;  ni por los fariseos que seguían pensando en un Mesías que vendría haciendo hechos extraordinarios, rompiendo reglas, y no veían el reinado sencillo y de cruz, reinado de servicio y de paz que traía Jesús… todo por una discusión en torno del pan para comer ese día



Y como, parece, no entendían el mensaje, que sí lo hicieron después que Jesús murió y resucitó, como nos llega a nosotros hoy, él les hizo ver esa generosidad suya ante la gente, cuando sobraron canastas llenas de alimentos después de comer mucha gente. Como diciéndoles: eh muchachos ¿por qué se preocupan de estas cosas cuando están conmigo? Dios proveerá pues, no lo olviden.

Quizás nos pase que en nuestra harina nueva, ponemos una pizquita de masa anterior y eso la leve pero queda con la impronta de eso viejo que usamos…así nunca tendremos un pan enteramente nuevo. A veces desterrar de nuestra vida elementos que hacen a una vida anterior se hace difícil. Es como que dejamos siempre la puerta abierta y eso a la larga nos trae problemas.

A veces nos pasa también que dejamos de creer en la providencia divina y no aprendemos de las veces que su amor, nos salva, nos rescata que nos hace saber que está ahí siempre y nos desesperamos eso no está bien sabiendo las veces que de esas situaciones difíciles hemos salido aun con canastas llenas para seguir el camino.


Que no nos pase de meter esa levadura mala en nuestra vida, que podamos confiar siempre porque Él está en nuestra barca y nos ayuda.

Buena jornada para todos., Dios bendiga nuestro día


Publicar un comentario