lunes, 25 de junio de 2018

CHE PIBITA:



Quiero pedirte perdón. Es que  sos una pibita de la que nadie habla y te quieren eliminar. Si dicen que hay más mujeres que varones, entonces es claro que van a eliminar más de vos que de nosotros los varones y vos no estás en ningún colectivo del ni una menos y eso no lo entienden o no lo quieren entender.

Me duele que sean así, que piensen en ellas, que no piensen en vos. A mí me duele pero a vos te cuesta la vida, ni más ni menos. No te ven, si te sienten y aun así quieren eliminarte. Porque aunque sea en la mesa de un “carnicero” como dijo un muchacho que jugaba bien al futbol el otro día, o en una mesa quirúrgica en una sala azulejada y limpia con música de fondo y médicos de guante blanco con enfermeras al lado, lo mismo te van a eliminar, lo mismo vas a sufrir, lo mismo vas a gritar.

El otro día festejaban como si fuera un campeonato y dieron un grito de júbilo cuando una parte de la cámara dio el sí para que te eliminen en un hospital. Y duele, dolía y dolerá, porque era mayoría de mujeres que gritan y sueñan porque dejen de matarlas, dejen de lastimarlas, dejen de acosarlas y ellas estaban festejando tu condena. No lo entiendo. Y vos seguramente lloras en algún vientre pidiendo a gritos que te dejen vivir, que te dejen soñar, que te dejen ser.

No entiendo. Seguramente a alguna que lo piensan honradamente, se unen otras que son alimentadas por el gran poder del mundo que no te ama, que te cree un estorbo, que lucra con vos y  compran conciencias, votos, por dinero que le adelantan para sus fines políticos. No entiendo, casi  nadie te defiende, ni en los medios pues es más cool ponerse al lado demagógicamente de mujeres que lloran o gritan exigiendo hacer uso de su libertad. No entiendo,  porque esa libertad en la mayoría de los casos,  la tuvieron al concebirte y ahora no te dejan vivir esa libertad a vos.

Che pibita, te pido perdón, en nombre de la humanidad. Hacemos lo posible, pero hay muchos poderes en el medio. Nos tratan de imbéciles, de locos, de insensibles ante las mujeres por abortar, pero  queremos que nadie aborte, ni en la clandestinidad, ni en la legalidad, porque vos podes ser una de ella, aunque sea una sola,  vale nuestra lucha.

Vos que estas cerquita de Dios, ayúdanos a rezar, a luchar, a ser fuertes ante las contradicciones y persecuciones, ante los gritos y agravios, ante las incomprensiones de la gente que deberían comprenderte y protegerte.

La solución no es eliminarte, la solución es darle vida a tu vida, es dejarte sonreír, es dejarte ser, es dejarte triunfar como deportista, poeta, luchadora, profesional, ama de casa, mamá, amiga. ¿Por qué no lo entienden? ¿Por qué no piensan en vos? ¿Por qué te desprecian? ¿Por qué te eliminan de su colectivo  cuando ellas mismas dicen #niunamenos? Has sido pensada para algo grande, y te quieren eliminar.
Prometemos luchar por vos, por ahora te pedimos perdón.
“Que la reseca muerte no me encuentre, vacio y solo sin haber hecho lo suficiente”
S.V.S.

Publicar un comentario