miércoles, 27 de junio de 2018

Mateo 7,15-20. FALSOS PROFETAS




Jesús dijo a sus discípulos:
Tengan cuidado de los falsos profetas, que se presentan cubiertos con pieles de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.
Por sus frutos los reconocerán. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los cardos?
Así, todo árbol bueno produce frutos buenos y todo árbol malo produce frutos malos.
Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo, producir frutos buenos.
Al árbol que no produce frutos buenos se lo corta y se lo arroja al fuego.
Por sus frutos, entonces, ustedes los reconocerán.
Palabra del Señor


Iban cubiertos de piel de ovejas, aunque con la piel para afuera y  el pelo por dentro, pero esto, no lo hacía necesariamente un pastor.
Entonces Jesús nos da algunas pistas para que busquemos entre los “pastores de ovejas”, quienes son buenos o malos pastores o como  somos cuando nos toca ser pastor aunque sea de nuestro pequeño “rebaño” que es nuestra comunidad o nuestra familia.
Cuando busca su propio interés. El verdadero, tiene más cuidado del rebaño que de la propia vida. El lobo quiere solo satisfacer su codicia, su propio interés, su ganancia, su prestigio. Entonces cuando vemos algunos que se consideran profetas o pastores de alma o de vidas que actúen solo por su interés, por su codicia, por llevar ganancias a su vida, por no dar la vida por sus “ovejas”, ya sabemos.
Por los frutos los conoceremos dice Jesús.
Algunos puntos que un escritor cristiano refiere para saber si la enseñanza es falsa o verdadera:




Si enseña  una religión o una fe  que solo pide observancia de cosas externas… o sea que está todo bien SOLO cuando vamos a misa los domingos, cuando damos limosna , cuando leemos la biblia. El cristianismo sabemos, es una religión en que seguimos a una persona que está viva, es una cosa del corazón y la razón.

Si se enseña que la religión es SOLO prohibiciones. No se puede hacer esto, no se debe tomar esto, no , no y más no.  Así  quizás será fácil ser cristiano, solamente nos deberíamos contener de  hacer cosas malas, pero el cristianismo consiste en hacer el bien, en hacer, en equivocarnos haciendo, en ser protagonistas de la historia, de la grande y la del metro cuadrado donde vivo.

También será falsa si se enseña que la religión es fácil, ser cristiano es fácil, que todo es camino de rosas sin espinas. Cuando le sacan al camino cristiano, la cruz, cuando no nos dicen que debemos esforzarnos, que esforzarnos vale la pena, que se puede pero que hay que luchar como lo hizo Jesús.

También es falsa cuando nos enseñan a divorciar la fe, la religión, las cosas de Dios, de la vida. ¿Cómo se puede ser levadura si no se la pone en la masa? No se trata de huir, se trata de batallar, no se trata de huir, se trata de atacar con nuestras armas mejores, la oración, el testimonio, la gracia, a un mundo que nos ataca permanentemente. Es fácil ser cristiano en el grupo de apostolado donde todos pensamos lo mismo, juntarnos con quienes piensan lo mismo y que no tiran dardos a veces venenosos de maldad. Pero la calle es la trinchera, la vida es una lucha y en esa lucha  nuestro aliado es Jesús.

También es falsa cuando nos enseñan que  la religión  es separatista, cuando nos hacen creer que ser de tal o cual organización es lo mejor, que los otros no entienden o no sirven. Cuando la religión, la fe, nos hace dividirnos en veredas tan lejanas que en vez de pavimento cruza un río bravo que no nos deja acercar. La religión, las cosas de la fe, debería ser para poder acercarnos entre todos, para que nosotros podamos acercarnos con el corazón misericordioso de Jesús a los que imploran un poco de paz y de amor.

Es bueno pensar todo esto, para diferenciar buenos y malos pastores, pero también para saber dónde estamos nosotros, cómo somos con nuestro pequeño rebaño. Pastores, profetas, eso nos pide que seamos, pero de los buenos que van y conducen a los otros, a vivir mejor, a encontrarse con el camino la verdad y la vida, con una persona viva y no con tantas reglas ,disposiciones , ordenanzas, ritos, cosas exteriores como la piel de oveja, pero no vivir en la interioridad de los hijos de Dios
Buena jornada para todos.

Publicar un comentario