miércoles, 28 de noviembre de 2018

Lucas 21,12-19. CONFIANZA Y CONSTANCIA


Jesús dijo a sus discípulos: 
«Los detendrán, los perseguirán, los entregarán a las sinagogas y serán encarcelados; los llevarán ante reyes y gobernadores a causa de mi Nombre,
y esto les sucederá para que puedan dar testimonio de mí.
Tengan bien presente que no deberán preparar su defensa,
porque yo mismo les daré una elocuencia y una sabiduría que ninguno de sus adversarios podrá resistir ni contradecir.
Serán entregados hasta por sus propios padres y hermanos, por sus parientes y amigos; y a muchos de ustedes los matarán.
Serán odiados por todos a causa de mi Nombre.
Pero ni siquiera un cabello se les caerá de la cabeza.
Gracias a la constancia salvarán sus vidas.»
Palabra del Señor

El mundo, nuestro mundo, la vida ahí, nos exige entre otras cosas, dos ingredientes necesarios para ser cristianos verdaderos y no morir en el intento. Hay más pero hoy nos dicen que:
  •      confianza en Dios, nos da la certeza de que por más que hayan preocupaciones que nos saquen del eje cristiano, que aunque haya persecuciones, a veces físicas y otras veces  psicológicas, de esas que a veces duelen más, por ejemplo, que nos hagan a un lado, por ejemplo, perder amigos, por ejemplo callarse cuando llegamos nosotros, por ejemplo: insultos, ninguneo, risas ante nuestra vida cristiana, debemos tener claro que Dios está con nosotros y si él está con nosotros ¿Quién contra nosotros?  DIOS ES MÁS FUERTE, más fuerte que nuestros miedos, que nuestra vergüenza, que nuestros “enemigos”, que aquellos que no quieren nuestro bien, más fuerte que la envidia de algunos, que la soberbia de otros. Con Él, la vida es más segura.

  •       La constancia. Ya sabemos lo que la constancia logra en nuestras vidas.

La constancia es la virtud por la que todas las cosas dan su fruto, decía un escritor italiano.

Thomas Alva Edison  fue el científico norteamericano  que diseñó la primitiva bombilla eléctrica, el foco tal como lo conocimos hasta hace poco, hasta que tantas lámparas de bajo consumo o de led coparon la partida. Pero él fue el diseñador del primer paso. 

La historia del desarrollo de la lamparilla es famosa porque Alva Edison contó a quien quisiera escucharlo que intentó nada menos que mil veces antes de tener éxito.

Decía  que:"No fueron mil intentos fallidos, fue un invento de mil pasos”. Probó con filamentos hasta de fibras vegetales de 6000 plantas distintas. Probó con tungsteno , le dio resultado , pero …no tenía las herramientas necesarias para realizar la tarea. Al fin, en 1880, consiguió una lámpara de 16 Watt que duraba 1500 horas de vida.

Para nosotros que hoy vivimos el llame ya, son lecciones de paciencia y perseverancia para obtener lo que queremos.

 
También en nuestra vida espiritual pasa lo mismo. Vivimos en ese doble desafío: personal y social. Personal porque abarca toda la persona humana, con sus valores intelectuales, de voluntad, los afectivos, espirituales y morales.
Y social pues estamos relacionados en nuestra vida familiar del hogar, en nuestra actividad profesional o estudiantil, en nuestro mundo laboral, con nuestros amigos, con los que convivimos diariamente y con todos aquellos  que tienen necesidad de nosotros tanto espiritual como materialmente.
Y puede pasar que tengamos el lógico desgaste  de la vida diaria. No somos ángeles y a veces las virtudes se nos hacen cuesta arriba. A veces nos ganan, las tentaciones, la pereza espiritual, las ganas de dedicarnos exclusivamente a nosotros, la falta de oración, hasta nos faltan ganas para relacionarnos con el otro. Nos ganan esos defectos dominantes o pecados dominantes que son más fuertes que nuestra voluntad.


El llamado de hoy es estar alertas, renovar el corazón, volver al amor de la vida, encontrarnos con Jesús, darnos un momento de tiempo para reencontrarnos con lo alegre, con Dios, oxigenar nuestra vida, y darle para adelante. Con la constancia, salvaremos nuestra vida nos dice Jesús.


Que Dios nos ayude en este camino. Buena jornada para todos. No es fácil el camino, pero vale la pena.

Publicar un comentario