viernes, 17 de junio de 2016

DONDE ESTÉ TU TESORO...Mateo 6,19-23.

Jesús dijo a sus discípulos: 
No acumulen tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre los consumen, y los ladrones perforan las paredes y los roban.
Acumulen, en cambio, tesoros en el cielo, donde no hay polilla ni herrumbre que los consuma, ni ladrones que perforen y roben.
Allí donde esté tu tesoro, estará también tu corazón.
La lámpara del cuerpo es el ojo. Si el ojo está sano, todo el cuerpo estará iluminado.
Pero si el ojo está enfermo, todo el cuerpo estará en tinieblas. Si la luz que hay en ti se oscurece, ¡cuánta oscuridad habrá! (Palabra de Dios)


Una vez escuché a un periodista deportivo, de los más importantes del país, el que más Mundiales de fútbol cubrió como comentarista , decir algo que me hizo pensar mucho:

El fútbol tiene cierta lógica. Podrán ganar partidos, perder otros, jugar bien uno y jugar mal otros, pero a la larga, siempre ganan los que hacen mejor las cosas a nivel dirigentes, cuerpo técnico y jugadores, los que tienen un proyecto y lo cumplen, los que se fijan metas económicas y las llevan adelante a pesar de críticas o malas intenciones en el camino…

Pensé en esos momentos, en esto que nos dice Jesús: Allí donde esté tu tesoro, estará también tu corazón.  Podemos tener momentos buenos o momentos malos. Tristes o alegres, fríos o emocionales, eso es ley de la vida porque no solo está hecho de días de sol o noches, sino días grises sinsentidos, pero lo importante es donde pongo el corazón, donde pongo la ilusión, con qué sueño, que quiero en la vida, cual es mi proyecto de vida, a donde quiero llegar.

¿Estudio una carrera solo  para ganar dinero o seguir mandatos familiares o para realizarme como persona y ayudar a los demás?. ¿Quiero estar con esta persona para satisfacer mi sensualidad, o mi ego o lo hago porque tengo un proyecto de familia, quiero vivir el resto de mis días con ella o él, quiero multiplicarme en los hijos?
¿Quiero trabajar para , con ese trabajo desarrollarme , y vivir dignamente o lo quiero solo por el dinero y el dinero me lleva a ambicionar más y más y ya no me interesa tanto trabajar como conseguirlo como sea?
¿Quiero pasar momentos agradables, sin sobre saltos, con un estándar de vida alto, con el mejor celular, o quiero ser feliz?... allí donde esté tu tesoro, estará también tu corazón. Y esa es la “lógica” que ojalá aspiremos todos  a tener… a la larga o a la corta gana el que busca la felicidad plena .

Siento que el camino, es la limpieza del corazón, y que sea él,
( Llamemosle, espíritu santo, dialogo con Dios, apertura del corazón) el que esté sano, para que todo nuestro proyecto de vida esté sano, toda ilusión este sana, toda ambición sea sana… Pero si el ojo está enfermo, todo el cuerpo estará en tinieblas. Si la luz que hay en ti se oscurece, ¡cuánta oscuridad habrá!  Que no nos pase esto que nos dice Jesús.


Fue mucho mi penar andando lejos del pago(buscando y buscando, paz, felicidad, amor, ternura)
Tanto correr pa´ llegar a ningún lado, si estaba donde nací lo que buscaba por ahí .(en las cosas simples, en el corazón, en la fe muchas veces está la respuesta)

La vida me han prestao y tengo que devolverla, cuando el creador me llame para la entrega (¿para qué acumular de todo si nos vamos tal como vinimos?)
 Dice la chacarera santiagueña…

Y la zamba  le dice a aquel sapo que vive soñando junto a la laguna:

Sapo cancionero, canta tu canción… que la vida es triste si no la vivimos con una ilusión…

Esa ilusión, ese tesoro ¿te hará feliz?


Buena jornada para todos.
Publicar un comentario en la entrada