viernes, 6 de enero de 2017

MAGOS DE ORIENTE Mateo 2,1-12.



Cuando nació Jesús, en Belén de Judea, bajo el reinado de Herodes, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén
y preguntaron: "¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Porque vimos su estrella en Oriente y hemos venido a adorarlo".
Al enterarse, el rey Herodes quedó desconcertado y con él toda Jerusalén.
Entonces reunió a todos los sumos sacerdotes y a los escribas del pueblo, para preguntarles en qué lugar debía nacer el Mesías.
"En Belén de Judea, le respondieron, porque así está escrito por el Profeta:
Y tú, Belén, tierra de Judá, ciertamente no eres la menor entre las principales ciudades de Judá, porque de ti surgirá un jefe que será el Pastor de mi pueblo, Israel".
Herodes mandó llamar secretamente a los magos y después de averiguar con precisión la fecha en que había aparecido la estrella,
los envió a Belén, diciéndoles: "Vayan e infórmense cuidadosamente acerca del niño, y cuando lo hayan encontrado, avísenme para que yo también vaya a rendirle homenaje".
Después de oír al rey, ellos partieron. La estrella que habían visto en Oriente los precedía, hasta que se detuvo en el lugar donde estaba el niño.
Cuando vieron la estrella se llenaron de alegría,
y al entrar en la casa, encontraron al niño con María, su madre, y postrándose, le rindieron homenaje. Luego, abriendo sus cofres, le ofrecieron dones: oro, incienso y mirra.
Y como recibieron en sueños la advertencia de no regresar al palacio de Herodes, volvieron a su tierra por otro camino. (Palabra del Señor)

Siguiendo una estrella…hombres de otro lugar, de lejos, muy lejos… Dios se revela, se muestra a todos. No son gente del lugar, conocidos. Es gente que lee en el cielo, en la naturaleza, en ese primer libro escrito por Dios como dice san Agustín. Gente atenta a los signos, que sabe ver el camino, que busca la verdad. Y Dios, habla, Dios se deja ver, Dios suscita en el corazón el deseo de verdad. Dios tira pistas, en tu vida , en la
mía, Dios pone estrellas en el camino para que , viéndola, lo único que nos quede, sea tomar la decisión de seguirla sin dudar… aunque eso signifique, dejar , como aquellos  magos, la comodidad, el lujo, la tierra, la familia, e ir tras la estrella. No debe haber sido fácil para aquellos dejar todo, peregrinar, sufrir frio, viento, calor y todo eso ¡por seguir el llamado de Dios!. Pura convicción… a todos le decían: una estrella nos indica el camino… ¿Qué diríamos hoy, escéptico como somos a todo?... están locos…

¿Cuál es nuestro grado de  “locura” por ir tras las convicciones, seguir a Jesús, vivir según sus criterios?...los magos de oriente, nos enseñan la manera, la valentía para seguir lo anunciado, aunque eso no estaba en sus planes.
 
Ellos decidieron ponerse en camino. Seguir la estrella, desinstalarse de actividades, preocupaciones, amigos y así encontraron a  aquel que daría sentido a sus vidas, y le ofrecieron lo mejor que tenían.

Cundo notemos que nos falta algo, paremos, pensemos, tengamos bien abiertos los ojos y el corazón. veremos como aparece una luz que nos guíe hasta tantos Jesús que viven en los demás  y que necesitan nuestra ofrenda.





Buena jornada para todos… que podamos disfrutar, como cuando éramos chicos, de la magia de los “reyes magos” que nos ofrecían regalos, dones alegría .podamos seguir con convicción nuestras estrellas y que vamos siempre en busca de la verdad.
Publicar un comentario en la entrada